Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Cristo fue enviado para ser la propiciación por nuestros pecados

1 Juan 4:10  

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

Juan muestra con claridad el amor de Dios por nosotros. ¿Pero qué quiere decir él por propiciación? Esta palabra no es familiar para muchas personas hoy día.

Juan también menciona la palabra propiciación en 1 Juan 2:2: “Y Él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”.

La palabra propiciación es usada siempre en conexión con el sacrificio de Jesucristo que hace posible la misericordia y el perdón de Dios.

“Propiciación significa propiamente la remoción de la ira por medio del ofrecimiento de un don”, explica el Nuevo Diccionario de la Biblia (segunda edición, 1982, “Propiciación”). La palabra griega hilaskomai traducida “propiciación”, también es usada para traducir la palabra hebrea kippur, “expiación”.

El Nuevo Diccionario de la Biblia concluye: “‘Propiciación’ es un recordatorio que Dios está implacablemente opuesto a todo lo que es malo, que su oposición puede ser descrita de manera apropiada como ‘ira’, y que su ira es removida únicamente por la obra expiatoria de Cristo”.

El pecado es tan destructivo y repulsivo a los ojos de Dios que éste lo enoja y merece la pena de muerte. Pero Dios nos amó de tal manera, que siendo aún pecadores (Romanos 5:8), Él proveyó el único don y pago que puede remover su ira y nuestra pena de muerte —la muerte de su Hijo.

Para más información y un examen de los pasajes que usan la palabra propiciación, vea nuestro artículo “¿Qué significa propiciación?”.