Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Cristo ofreció una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados

Hebreos 10:12  

Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios.

El libro de Hebreos muestra cómo el sistema sacrificial del Antiguo Testamento fue diseñado para señalar hacia el sacrificio perfecto de Jesucristo. Los sacerdotes de la tribu de Levi tenían que ofrecer sacrificios de animales. Estos sacrificios eran para recordarle al pueblo que el pecado requiere el derramamiento de sangre. Los sacrificios por el pecado, aunque un recordatorio costoso del pecado, no removieron los pecados o la pena de muerte que cada uno de nosotros se acarreó por pecar. Los sacrificios de animales fueron un símbolo del sacrificio verdadero —Jesucristo.

Como Hijo de Dios y Creador, la vida de Jesucristo tiene más valor que las vidas de todos los seres humanos que habrán vivido y vivirán. Su muerte pagó con creces la pena de muerte por todos los que se arrepentirán y buscarán el perdón de sus pecados.

Para más información acerca del sacrificio perfecto de Jesucristo y cuál debe ser nuestra respuesta al mismo, vea nuestro artículo “¿Qué es el arrepentimiento?”.