Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

De la boca de los niños

Salmos 8:2   

De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos, para hacer callar al enemigo y al vengativo.

Nuestro gran Creador está lleno de sorpresas. Después de maravillarnos con la grandeza del universo para que percibamos la gloria de Dios sobre todas las cosas (v. 1), Él nos hace notar lo más pequeño y débil entre nosotros —bebés recién nacidos e infantes que están siendo amamantados. Y el Ser más poderoso en el universo les da a estos pequeños el honor de hacer callar a los enemigos de Dios.

Jesucristo señaló un cumplimiento de esto durante su triunfal entrada a Jerusalén antes de su crucifixión. La gente estaba clamando: “¡Hosanna al Hijo de David!” lo cual hizo enojar mucho a los sacerdotes y escribas principales (Mateo 21:15). Ellos se indignaron y le preguntaron: “¿Oyes lo que éstos dicen?” Y Jesús les dijo: “Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman perfeccionaste la alabanza?” (v. 16).

Dios usa a los bebés y niños para enseñarnos muchas cosas. Vea el artículo “Como niños pequeños: lecciones para la vida”.