Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Dios de justicia

Salmos 4:1   

Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

“Dios de mi justicia” también puede ser traducido “Oh mi Dios justo” (Biblia de Estudio NKJV, nota acerca de Salmo 4:1). Dios es la fuente de toda justicia. El Mesías es llamado “EL ETERNO NUESTRA JUSTICIA” del hebreo YHWH Tsidkenu.

En contraste, humanamente “todas nuestras justicias [son] como trapo de inmundicia” (Isaías 64:6). “No hay justo, ni aun uno” (Romanos 3:10, citado del Salmo 14:1-3). Es a través del sacrificio de Jesucristo que nosotros podemos ser justificados ante Dios. Y para que podamos empezar a esforzarnos por vivir una vida justa es necesario que utilicemos el poder del Espíritu Santo. Reconocer la justicia de Dios debe conducirnos a buscar su ayuda para ser justos como Él es.

Si desea profundizar acerca de buscar el Reino de Dios y su justicia, vea “Buscad primero el Reino de Dios”.