Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

El Eterno es la fortaleza de mi vida

Salmos 27:1  

El Eterno es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El Eterno es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Cuando éramos jóvenes y le teníamos miedo a la oscuridad, significaba mucho para nosotros si nuestros padres o nuestro hermano mayor estaban ahí para “protegernos”. En una escala mucho mayor, cuando tenemos la protección del ser más poderoso del universo, ¿a quién o a que temeremos?

La “luz” de Dios nos libera de la oscuridad de este mundo de maldad. Su fuerza nos salva y alivia nuestros miedos. Le podemos confiar nuestras preocupaciones acerca de nuestra salud, finanzas, necesidades y del futuro. Él se preocupa por nosotros y nos ofrece una paz que sobrepasa todo entendimiento para proteger nuestros corazones y mentes (1 Pedro 5:7; Filipenses 4:6-7).

Para más información acerca de nuestro Dios Todopoderoso, vea la sección “¿Quién es Dios?”.