El grande y terrible Día del Señor

Joel 2:1-2, 11   

Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día del Eterno, porque está cercano. Día de tinieblas y de oscuridad, día de noche y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones…Y el Eterno dará su orden delante de su ejército; porque muy grande es su campamento; fuerte es el que ejecuta su orden; porque grande es el día del Eterno, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?

El mensaje de Joel contiene claras advertencias de castigo y destrucción de Dios para despertar a la gente de su apatía y pecado para que se vuelvan a Dios y sean librados. Este horroroso ejército invasor es imparable; ninguna defensa humana puede soportarlo. La única solución es volverse a Dios.

El Día del Señor es mencionado a través de la Biblia. Ése es el tema del libro de Joel. Ése es también el tema del libro de Apocalipsis, donde las plagas y batallas son descritas en mucho más detalle a través de las siete trompetas y las siete plagas postreras.

Para más información acerca del Día del Señor y por qué éste es necesario, vea nuestro artículo acerca de “¿Qué es el Día del Señor?” Mañana veremos lo que Dios nos pide hacer ante estas advertencias.

×

Suscríbase a Discernir

×

Serie de artículos de Discernir

Chrito Versus Christianismo
Andar como Él anduvo
Cristianismo en Progreso
Ask a Question