Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

El potencial humano

Salmo 8:6-8  

Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies: ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, las aves de los cielos y los peces del mar; todo cuanto pasa por los senderos del mar.

En la creación Dios le dio a la humanidad dominio sobre la Tierra y las otras criaturas sobre ella (Génesis 1:26-28). La intención de Dios era que nosotros aprendiéramos a administrar adecuadamente lo que Él nos dio, y en el proceso de atender y cuidar de la creación, crezcamos en carácter como el de Él. Pero nuestros primeros padres escogieron el camino del egoísmo y vieron las cosas a corto plazo , y la humanidad desde entonces ha hecho mal uso de su dominio y ha contaminado nuestro planeta.

El autor de Hebreos muestra que la intención de Dios va más allá aun de la Tierra y sus criaturas. “Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas” (Hebreos 2:8). Dios en verdad quiso dar a entender todas las cosas —¡el universo entero! Jesucristo vino y murió para que nosotros pudiésemos ser perdonados y se nos ofreciera ese maravilloso potencial como hijos de Dios glorificados (Hebreos 2:9-10).

Para más información acerca del asombroso potencial, vea nuestro artículo “El propósito de la vida”.