Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

El simbolismo del Día de Expiación

Levítico 16:21-22  

Y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto. Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos a tierra inhabitada; y dejará ir al macho cabrío por el desierto.

El Día de Expiación es un día santo especial con gran significado. Los rituales descritos en Levítico 16 nos ayudan a entender su significado en el plan de Dios. Aquí están extractos de nuestro artículo “El Día de Expiación: se remueve el enemigo, reconciliación de todos con Dios”:

“En los rituales que Dios le dio a Israel para el Día de Expiación había uno que involucraba dos machos cabríos. El sumo sacerdote debía presentarlos delante de Dios y Dios mostraría cuál debía ser sacrificado por “el Señor” (representando a Jesucristo) y cuál sería por Azazel. Este macho cabrío era dejado vivo.

“’Y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto… El que hubiere llevado el macho cabrío a Azazel, lavará sus vestidos, lavará también con agua su cuerpo…’ (Levítico 16:21-22, 26).

“La conexión entre el macho cabrío por Azazel y el apresamiento de Satanás en Apocalipsis 20 es más clara cuando usted se entera que la mayoría de los eruditos creen que Azazel es el nombre de un demonio que habita en el desierto (Diccionario de la Biblia, Vol. 1, p. 326)”.

Para más información acerca del simbolismo del Día de Expiación, vea nuestro artículo “Levítico 16 y el Día de Expiación”.