Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Hijo del Altísimo

Lucas 1:32  

Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre.

Dios envió al ángel Gabriel para darle a María las nuevas de que ella, una virgen, tendría un hijo (Lucas 1:26-31). El ser visitada por un ángel y recibir esta noticia debe haber causado una gran impresión en María. Pero el anuncio de Gabriel de que su hijo sería el Hijo del Altísimo —el Hijo de Dios— y le sería dado el trono de David, debe haberle parecido aún más increíble.

Los milagros y anuncios siguieron llegando. Parece ser que María “guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón” (Lucas 2:19), pero ella pudo no haberlas entendido realmente hasta después de la resurrección de Jesús.

Para más información acerca de Jesucristo, vea nuestra sección acerca de “¿Quién es Jesús?