Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Jesucristo predicó el sábado en Nazaret

Marcos 6:2  

Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos milagros que por sus manos son hechos?

La gente de Nazaret no se sorprendió porque Jesús observaba el sábado, sino por su forma de enseñar, por su sabiduría y por sus milagros. Ellos conocían a su familia, su madre, sus cuatro hermanos y más de una hermana. (No se menciona su padre, por lo que tal vez José había muerto y Jesús se había hecho cargo del negocio de la carpintería.)

La gente de Nazaret sabía que Jesús no había recibido la educación que los líderes religiosos habían recibido, y ellos desdeñaron su enseñanza porque ellos lo conocían. Como dijo Jesús: “No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa” (Marcos 6:4). Su falta de creencia fue la causa de que Jesús no realizara ningún milagro allí.

El sábado es uno de los Diez Mandamientos que el que llegó a ser Jesucristo declaró desde el monte Sinaí (1 Corintios 10:4; Éxodo 20:1-18). Si desea más información acerca de la enseñanza consistente de la Biblia acerca de los Diez Mandamientos, vea nuestro artículo titulado “¿Fueron los Diez Mandamientos respetados en el Nuevo Testamento?”.