Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Los hijos de la promesa

Romanos 9:7-8  

Ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. Esto es: no los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.

El apóstol Pablo utiliza el hecho de que Dios no siempre había pasado las bendiciones de Abraham al hijo primogénito, para realzar un punto. Dios mismo determina quien recibirá sus bendiciones y cuando. En su carta a los romanos, Pablo está probando que Dios todavía ama a los judíos y finalmente salvará a Israel, pero que Él ahora estaba ofreciendo la salvación a los gentiles también.

Dios ama a toda la humanidad, y como Él le dijo a Moisés: “Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca” (Romanos 9:15).

Para más información acerca de este pasaje, vea nuestro artículo “¡Todo Israel será salvo!”.