Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Los ojos de los ciegos serán abiertos

Isaías 35:5-7  

Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad. El lugar seco se convertirá en estanque, y el sequedal en manaderos de aguas; en la morada de chacales, en su guarida, será lugar de cañas y juncos.

Los “tiempos de restauración de todas las cosas” prometidos (Hechos 3:21) después del regreso de Jesucristo, incluirán la sanidad de las discapacidades que han plagado a la humanidad a través de la historia. Jesucristo dio un anticipo de esto en las sanidades durante su ministerio (Lucas 7:22), pero la plenitud de la sanidad vendrá después de au segunda venida.

Además de la sanidad física de los ojos y oídos, Dios también promete abrir espiritualmente los ojos y oídos para entender su verdad y camino de vida (Isaías 29:18).

Isaías entonces presenta el cuadro de los desiertos que serán restaurados por medio del agua vivificante. El Comentario de Jamieson, Fausset y Brown nos da esta descripción: “Más bien, ‘el espejismo (Hebreo Sharab, el calor del sol) se convertirá en un lago (real)’”. Una vez más, esta vislumbre del Milenio venidero conlleva implicaciones físicas y espirituales, como el “lugar seco se convertirá en estanque” y “ríos de agua vivía” (el Espíritu Santo) fluirán (Juan 7:37-30).

Si usted desea saber más acerca de la época milenial venidera y los cambios que ésta traerá a la tierra, lea nuestro artículo titulado “El Milenio de 1.000 años”.