Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

¿Más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma en el día del juicio?

Mateo 11:23-24   

Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti. 

La última vez hablamos del Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:11-12), representado por el octavo día —también llamado el Último Gran Día. La advertencia de Jesucristo a los habitantes de Capernaum menciona este día de juicio con algunos ejemplos específicos.

Nuestro artículo “Resurrecciones: ¿Qué son?” describe este pasaje:

“Jesucristo amplía este tema y explica que muchas personas de distintas naciones y épocas resucitarán en ese día del juicio. Dicho juicio será más tolerable para quienes nunca oyeron su mensaje ni vieron sus señales (Mateo 11:21-24; 12:41-42). En cambio, quienes sí tuvieron esta oportunidad serán más responsables por sus pecados que Sodoma: ‘Y tú, Capernaúm, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti’ (Mateo 11:23-24).

“Pero, ¿qué significa que el castigo será ‘más tolerable’? Si el día del juicio fuera un día de sentencia y todo pecador recibiera el mismo castigo—la muerte eterna (Romanos 6:23) —entonces la frase ‘más tolerable’ no tendría sentido. Pero la palabra ‘juicio’ no es sinónimo de condenación o sentencia en la Biblia. De hecho, 1 Pedro 4:17 revela que los cristianos están siendo juzgados ahora, lo cual implica que el juicio de Dios es un proceso que puede tener un resultado positivo. Además, la Biblia también explica que todo ser humano será juzgado (Hebreos 9:27). Por lo tanto, ser juzgado no significa necesariamente ser condenado”.

Para más información acerca de este juicio, vea nuestro artículo acerca de las resurrecciones.