Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Siete cosas que Dios aborrece

Proverbios 6:16-19  

Seis cosas aborrece el Eterno, y aun siete abomina su alma; los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentira, y el que siembra discordia entre hermanos.

Salomón usa la fórmula “seis cosas… y aun siete” “para captar la atención” (Comentario de Jamieson, Fausset and Brown; vea otros ejemplos en Proverbios 30:15, 18 y Job 5:19).

El Comentario de Matthew Henry dice: “Dios aborrece todo pecado. Pero hay algunos pecados que Él aborrece de manera especial, y todos los mencionados aquí son dañinos a nuestro prójimo. Las cosas que Dios aborrece nosotros debemos aborrecerlas también. La altivez o el orgullo es el primero, porque el orgullo es algo inherente a muchos pecados”.

La lista parece continuar la descripción verbal del “hombre malo” del versículo 12. Empezando con la cara, lengua, manos, corazón y pies, la descripción de este ejemplo a evitar se graba de manera poética y memorable en nuestra mente. Las abominaciones seis y siete revelan cuán peligrosas pueden ser las palabras. Como dijo Santiago, la lengua “es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal” (Santiago 3:8).

La Biblia NKJV de Estudio propone que la lista es progresiva y llega a un clímax. “Así, el lector sabe que sembrar discordia entre los hermanos (ver v. 14) es algo que Dios desaprueba en grado máximo. En contraste vemos la bendición de Dios sobre los hermanos que viven juntos en paz (Salmo 133:1)”.

Todos estos pecados quebrantan la letra o el intento de la ley espiritual de Dios resumida en los Diez Mandamientos. Si desea más información acerca de cómo define Dios el pecado, lea el artículo titulado “¿Qué es el pecado?