Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Una segunda versión del Cuarto Mandamiento

Deuteronomio 5:12-15  

Guardarás el día de reposo para santificarlo, como el Eterno tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo al Eterno tu Dios; ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que descanse tu siervo y tu sierva como tú. Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que el Eterno tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual el Eterno tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.

En este segundo listado de los Diez Mandamientos, el mandamiento del sábado es vinculado con el papel de Dios como Libertador, mientras en Éxodo 20 el mandamiento del sábado fue conectado con Dios como nuestro Creador. El mandamiento básico es el mismo, pero las dos versiones complementarias nos dan una perspectiva más amplia de los roles de Dios y del significado del día sábado.

Si usted desea saber más acerca del Cuarto Mandamiento, descargue nuestro folleto gratuito El sábado: un regalo de Dios que hemos descuidado.