Vida, Esperanza y Verdad

Europa quiere imponer el domingo como día de reposo

Cada vez aumenta más la presión para guardar el domingo. En Europa, casi todos están de acuerdo en establecer este día como descanso obligado por ley. Esto tendrá muchas repercusiones contra aquellos que quieren guardar los Mandamientos de Dios.

Durante el mes de marzo pasado, en Europa, muchas voces replicaron lo que es un anhelo presente en diversas organizaciones: tener un día de descanso sincronizado, siendo sugerido el día domingo, que ha sido el día de reposo por tradición.

El reciente 4 de marzo, en el Vaticano, los obispos de la Unión Europea y la European Sunday Alliance instaron a los líderes de la Unión a establecer un tiempo libre sincronizado. La mayoría de las naciones europeas aceptan que sea el domingo.

El domingo libre de trabajo

La Comisión de Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) y la Alianza Dominical Europea instaron a los líderes políticos de Europa a establecer un día de descanso conjunto.

En Alemania, altos representantes de la política, la cultura, los sindicatos y las iglesias promovieron la formación de una "Alianza por el domingo libre”. Es necesario mencionar que otras fuertes defensoras del descanso dominical han sido las iglesias protestantes.

La sociedad necesita el domingo”, dijo el presidente de la Iglesia Evangélica en Alemania (EKD), Heinrich Bedford-Strohm. “El día (domingo) es importante para que las personas recarguen energías, tengan esperanza, y busquen orientación”, dijo. "Necesitamos un día a la semana en el que pare el trabajo y tengamos tiempo suficiente para descansar", dijo Bedford-Strohm, quien también es el obispo regional de Baviera, que también mencionó: "El domingo es diferente de otros días. Y es bueno que exista".

Muchas agrupaciones europeas de diversa índole, que incluyen ya a más de 100 alianzas dominicales nacionales, sindicatos, organizaciones empresariales, asociaciones civiles, iglesias de diversas denominaciones y otras comunidades religiosas de la Unión Europea, están solicitando un día completo de descanso por semana.

“Sólo durante un día de descanso común es posible realizar trabajo voluntario, compromiso cívico, actividades sociales, deportivas o religiosas conjuntas, tiempo en familia y, en general, pasar tiempo juntos” (Vatican News, 4 de Marzo 2021).

Los obispos de la Unión Europea también recuerdan que “los seres humanos son seres sociales, y para muchos de ellos su salud requiere más que un tiempo libre individual en momentos dispersos y aleatorios de la semana para estar solos”.

Primera ley dominical

La Alianza Europea por el domingo, en su artículo del mes de marzo, hizo mención al Aniversario 1.700 que conmemora el decreto emitido el 7 de marzo del año 321 d.C., por el emperador romano Constantino, quien estableció que el domingo era un día de descanso protegido por la ley.

Constantino el Grande, en lo que se llama la ley “Dies Solis”, decretó con estas palabras que el domingo sería día de descanso: “En el venerable día del sol, que lo magistrados y las personas que residan en las ciudades descansen, y que todos los talleres cierren”.

Necesario es preguntarse entonces: ¿cuál era el venerable día del sol? La historia señala que fue el emperador Aureliano, quien el 25 de diciembre del año 274 d.C., convirtiera en dios oficial de todo el imperio al “Sol Invictus” (sol no conquistado). Por lo tanto, Constantino se refería al día domingo.

Esto posteriormente dio lugar al llamado “día del Señor” o Dies Dominicus, que es el origen de la palabra “domingo”.

Para saber quién cambió el día sábado como día de reposo, estudie nuestro artículo ¿Cómo y cuándo fue reemplazado el sábado por el domingo como día de adoración?

Qué dice la Biblia acerca del día de descanso

Sin duda todos necesitamos descansar. Pero, ¿cualquier día es el correcto para hacerlo?

La Biblia establece claramente que el día de descanso es el día sábado. De hecho, está consignado en el Cuarto Mandamiento: “Recuerden que el sábado es un día especial, dedicado a mí. Durante los primeros seis días de la semana podrán hacer todo el trabajo que quieran,  pero el sábado será un día de descanso, un día dedicado a mí. Ese día nadie deberá hacer ningún tipo de trabajo: ni ustedes, ni sus hijos, ni sus hijas, ni sus esclavos, ni sus esclavas, ni sus animales, y ni siquiera el extranjero que trabaje para ustedes. Yo hice en seis días el cielo, la tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos. Pero el séptimo día descansé. Por eso bendije ese día y lo declaré un día especial” (Éxodo 20:8-11, La Biblia en Lenguaje Actual).

Aunque Constantino haya cambiado el día de reposo del sábado al domingo, hay que mencionar que en toda la Biblia no existe ningún texto que haga alusión al día domingo como día de descanso. Dios instituyó el único día de reposo en la creación y Él mismo descansó en el sábado de toda la obra que había hecho.

Por lo tanto, fueron los emperadores romanos Aureliano, Constantino y otros líderes antiguos quienes cambiaron el sábado por el domingo, pero que va en contra de lo expresado por el Creador del universo.

El sábado como señal

En el principio de la Biblia se lee: “Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo el Eterno los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó” (Génesis 31:16-17)

La Biblia señala que Dios también desea que todos los seres humanos descansen en el séptimo día de la semana, el sábado.Dios dejó en claro que el sábado es una señal perpetua para su pueblo. Él, a través del día de descanso, busca obediencia a sus mandamientos. De esta manera Él reconoce a quienes lo aman y respetan su ley. El profeta Isaías, conocedor del único día de descanso, mencionó: “Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice el Eterno, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo el Eterno” (Isaías 66:22-23).

Aunque el día sábado, como descanso, se ha adjudicado a los judíos, la Biblia señala que Dios también desea que todos los seres humanos descansen en el séptimo día de la semana, el sábado.

Leamos atentamente: “Así ha dicho el Eterno: Guardad el derecho y practicad la justicia, porque cerca de venir está mi salvación y de manifestarse mi justicia. Bienaventurado el hombre que hace esto, el hijo del hombre que lo abraza: que guarda el sábado para no profanarlo, y que guarda su mano de hacer lo malo…Y a los hijos de los extranjeros que sigan al Eterno para servirle, que amen el nombre del Eterno para ser sus siervos; a todos los que guarden el sábado para no profanarlo, y abracen mi pacto,  yo los llevaré a mi santo monte y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre mi altar, porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos” (Isaías 56:1-2, 6-7, RVA 1995).

Si, Dios tiene un plan de salvación para toda la humanidad que contempla el guardar el sábado. Él desea que todos descansemos en un mismo día. Es algo merecido por tanto trabajo. Sin embargo, Él quiere que lo hagamos para mostrar nuestra obediencia a sus mandamientos y nos convirtamos en parte de su pueblo. Dios no hace acepción de personas. Él no obliga a nadie, pero sí desea que todos descansemos en sus sábados para adorarle y conocerlo profundamente.

Dios tiene un plan y éste comienza por descansar, pero no en cualquier día, sino en el único día expresado en la Biblia: el sábado.

Para entender más acerca del día sábado y de cómo guardarlo, descargue nuestro folleto gratuito El sábado: un regalo de Dios que hemos descuidado.

Sepa más

¿Por qué buscar una iglesia que guarde el sábado?

Los cristianos que guardan el sábado como día santo son una pequeña minoría. ¿Por qué alguien haría algo así? Veamos la respuesta en las siguientes escrituras.

×

Suscríbase a Discernir