Vida, Esperanza y Verdad

Halloween, la fiesta de la maldad y el terror

Por Álvaro Matamala

La fiesta de Halloween ha ido avanzando a paso firme y rápido a través de las sociedades de casi todo el mundo y a casi nadie le importa el origen pagano de este festival. El avance de este festival confirma la degradación moral y espiritual que está impregnando cada vez más el mundo en que vivimos.

Este 31 de octubre por la noche comienza una de las fiestas más terroríficas y de maldad que existen en este mundo: es el día de Halloween, una festividad cuyo origen nace en creencias de los celtas, unos 350 años a.C.

La fiesta es una combinación de malignidad y terror en toda su dimensión, ya que está relacionada con los dioses paganos de la muerte.

Determinar el origen exacto de este festival es un poco incierto. Sin embargo, la historia nos muestra que el inicio de lo que actualmente conocemos como Halloween, se gesta en la iglesia romana, ya que es desde ahí donde se puede determinar la fecha que se celebra hoy. Es la Iglesia Católica que decidió convertir esta festividad en una fecha importante de su calendario. 

Tomando en cuenta que la iglesia romana tenía muchos “santos” y no todos cabían en el calendario, tomó la decisión de instaurar el “día de todos los santos” para así juntar en un solo día a todos aquellos “santos muertos” de los cuales no se podía hacer memoria de manera específica.

El Sincretismo de la Iglesia Católica

Originalmente “el día de todos los santos” se guardaba el 13 de mayo, pero fue en el siglo VIII cuando el papa Gregorio III (731-741 D.C.) cambió la fecha al 1 de noviembre y así hacer una “unión” entre ambas fechas importantes.

Halloween es una festividad principalmente anglosajona que viene de la frase “All Hallows’ Even”, que significa “víspera de todos los santos”.

En la actualidad es una fecha en la que cada vez más aumenta la participación de la población de las naciones. Países como Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Bélgica, Australia, Nueva Zelanda, Francia, España y ahora también en Latinoamérica, han visto cómo, en pocos años, esta festividad ha ido cobrando importancia. Tanto así que después de la Navidad, se ha transformado en la segunda fecha más relevante para el comercio, desplazando a la Semana Santa y al día de San Valentín.

Después de la Navidad, Halloween se ha transformado en la segunda fecha más relevante para el comercio, desplazando a la Semana Santa y al día de San Valentín.Hablar de Halloween ya no implica que ésta sea una fiesta sólo de disfraces de muertos, zombis o diablos con colas y tridentes. Tampoco puede ser considerada una fiesta sólo de dulces, licor y desenfreno. La noche del 31 de octubre, está cada vez más siendo considerada como una fecha en la que el mal tiene su día, y en la que los espíritus malos rondan la Tierra y hacen su fiesta.

Una fiesta de maldad                                                           

El autor español del libro “Las seis puertas del enemigo. Experiencias de un exorcista”, Jesús Luzón, Licenciado en Filosofía y Letras, doctor en Teología y profesor de Antropología Teológica, menciona que esta fecha es “el día que da comienzo al año satánico”.

También menciona que esta fiesta “no es nada inocente. Antiguamente, los druidas, 300 años antes de Cristo, ya invocaban al dios de la muerte, que este día abría las puertas del averno para que los espíritus puedan perturbar a las personas. Los druidas iban por las casas y pedían un sacrificio, una ofrenda de vírgenes, de niños... etcétera. Si la familia se resistía a entregar la ofrenda, marcaban la casa, haciendo un maleficio para que los espíritus pudieran atacar ese hogar”.

También señala en relación a este día: "Hoy ya no es el culto al dios de la muerte sino, directamente es el cumpleaños de Satanás. Personas que han sido líderes en sectas satánicas y han salido de ellas han contado en Internet lo que hacían: sacrificios de seres humanos... dejan embarazadas a mujeres, chicas de la calle que nadie reclamará, para sacrificar a sus bebés. Roban objetos consagrados para sus ritos de esta noche".

Estas citas no hacen más que confirmar hechos y sucesos noticiosos que a diario ocurren antes de la celebración de Halloween, en preparación para el día 31 por la noche.

Esta realidad de Halloween se hace presente con noticias que impactan en diferentes partes del mundo. Es el caso de la muerte de un bebé de cinco meses en un distrito de Colombia este 26 de octubre, el cual fue secuestrado y luego encontrado muerto, pero amputado, sin el corazón ni las vísceras. Es importante hacer notar que toda la localidad donde ocurrió este brutal homicidio sabe que fue producto de un ritual satánico, previo a Halloween.

El clamor del pueblo y el titular de la noticia menciona: “¿hasta donde va a llegar la maldad?”. Situaciones de este tipo están ocurriendo en tiempo real en lo que llaman “los ritos de iniciación” para participar en diferentes ceremonias satánicas el día de Halloween.

Lamentablemente hoy existe poca conciencia, aun en las personas religiosas, de la profundidad de los misterios del imperio del mal, que en Halloween concentra mucha de su malévola actividad.

Existe el lado oscuro

En la Palabra de Dios, de manera clara, se habla de demonios y espíritus malignos que bajo la dirección de Satanás el diablo, en la actualidad gobiernan la Tierra. En el libro de Ezequiel se menciona dónde está hoy este ser: “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti” (Ezequiel 28:17).

Sí, Satanás, antes Lucero, se enalteció, corrompiéndose, llenándose de maldad y de rencor y fue arrojado a la Tierra por un periodo de tiempo. Satanás y un tercio de los ángeles se convirtieron en demonios y fueron confinados a nuestro planeta y están transmitiendo su frecuencia de malignidad a todos los seres humanos. La Biblia claramente habla de ángeles caídos, llamados demonios. El apóstol Pablo nos advierte acerca de estas "huestes espirituales de maldad".

La Palabra de Dios llama a este personaje “El príncipe de la potestad del aire”, ya que transmite su frecuencia de maldad a través de saetas que penetran las mentes de personas, las cuales generan actitudes de ira, rencor, resentimientos, amargura, celos y muchas otras. ¡Satanás está vivo y activo hoy!

Una prueba clara de esto lo declara la Biblia cuando Jesús vino a la Tierra hace unos 2.000 años. Nuestro Señor sanó a muchas personas en diferentes lugares, durante el tiempo de su ministerio, muchas de las cuales estaban plagadas de espíritus malignos: “En esa misma hora sanó a muchos de enfermedades y plagas, y de espíritus malos, y a muchos ciegos les dio la vista” (Lucas 7:21).

En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo aconseja a resistir el mal para que no tenga parte en nuestras vidas.Hoy, lo entendamos o no, el mundo entero está bajo la influencia de Satanás y en Halloween se desata una celebración en honor de todos los demonios. Esta celebración se lleva a cabo, lamentablemente, con la ayuda de seguidores que a través de una “inofensiva fiesta para niños” están transmitiendo que lo oscuro, las tinieblas, el terror, el miedo y todo lo que genere lo malo, es sólo diversión.

¡Que engaño! En el Nuevo Testamento, el apóstol Pablo aconseja a resistir el mal para que no tenga parte en nuestras vidas: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7).

Si usted cree en Dios realmente, debe apartarse de este tipo de celebraciones que no tienen nada de inocentes. Dios nos advierte que debemos someternos a Él y resistir a Satanás.

El apóstol Pablo le escribió a los Efesios lo siguiente: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11-12).

Tomar decisiones acertadas debe ser parte de nuestra vida. Todos estamos en una lucha en la cual debemos resistir el mal. Por lo tanto, debemos estar “firmes contra las asechanzas de Satanás”, apartándonos de los días cargados de maldad y terror, como Halloween. Vivamos a la luz de las leyes de nuestro Creador, en quien no hay tinieblas ni maldad de ningún tipo.

×

Suscríbase a Discernir