Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

La migración. Un problema de grandes proporciones

Por Sergio Carvajal

Este lunes 10 de diciembre se llevó a cabo en Marruecos la Conferencia Intergubernamental de la ONU, en la que más de 150 países aprobaron un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regulada.

La reunión fue presidida por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la presidenta de la asamblea general de la ONU, María Fernanda Espinosa, y Naser Burita, ministro de exteriores de Marruecos, país anfitrión de la conferencia.

Durante su intervención, Guterres lanzó un mensaje a los países que se han negado a firmar el pacto o que han expresado sus reservas sobre el texto, o han pedido más tiempo, afirmando que "no es un tratado" y que "no es jurídicamente vinculante", dejando la puerta abierta a que se sumen más adelante.

Por su parte, la presidenta de la asamblea general de la ONU, María Fernanda Espinosa, reiteró que el documento es un instrumento flexible que se adapta a las necesidades nacionales de cada uno de los Estados. "Es un momento histórico porque damos un rostro humano a la emigración", precisó Espinosa.

Países receptores de muchos emigrantes, tales como: Australia, Chile, Italia, Israel y varios países centroeuropeos, se han retirado del pacto en las semanas pasadas, mientras que Estados Unidos reiteró su negativa a participar desde el principio.De acuerdo a lo informado por el secretario general, el pacto garantiza "el derecho soberano de los Estados firmantes a determinar su política de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional". Al mismo tiempo el secretario se lamentó que algunos países digan que existen “falsedades" en el documento y en el fenómeno migratorio en general.

Quince jefes de Estado, ocho primeros ministros, numerosos cancilleres y otras autoridades tomaron parte en el encuentro que duró dos días.

No obstante a la firma del pacto, países receptores de muchos emigrantes, tales como: Australia, Chile, Italia, Israel y varios países centroeuropeos, se han retirado del pacto en las semanas pasadas, mientras que Estados Unidos reiteró su negativa a participar desde el principio.

Para responder a las reticencias despertadas por los países no firmantes del tratado, todos los oradores que tomaron la palabra insistieron en que la soberanía de los Estados no se verá de ningún modo disminuida y recalcaron que la migración plantea problemas globales y requiere soluciones globales.

Chile anuncia que se resta del pacto migratorio

El gobierno del derechista Sebastián Piñera argumentó que la migración “no es un derecho humano” y basado en ello defiende su decisión de restarse del pacto.

En una nota enviada a la secretaría de la ONU, el gobierno de Chile informó, el pasado domingo 9 de diciembre, que no apoyará el pacto migratorio de la ONU y que, por lo tanto, se restará de la cumbre del pacto mundial para la migración a la que asistieron representantes de más de 180 países.

El subsecretario del interior de Chile, Rodrigo Ubilla, explicó que la decisión es clara: “Nosotros decimos que la migración no es un derecho humano. El derecho lo tienen los países de definir las condiciones de ingreso de los ciudadanos extranjeros a su territorio". El ejecutivo entregó un documento donde asegura que tiene una serie de diferencias con la iniciativa de la ONU, cuyo fin es proteger a las personas que salen de sus países en busca de nuevos horizontes.

En una entrevista al periódico “El Mercurio”, el subsecretario añadió: "Si (migrar) fuera un derecho humano, entonces estamos en un mundo sin fronteras. Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar, en sí mismo, sea un derecho humano".

Un poco más tarde, la comisión de relaciones exteriores del senado de Chile citó al canciller Roberto Ampuero para que explicase las razones que llevaron al gobierno a decidir restarse del pacto migratorio impulsado por la ONU.

De acuerdo con datos oficiales, en Chile hay actualmente cerca de un millón de inmigrantes, siendo los más numerosos los venezolanos, peruanos, haitianos y colombianos, en ese orden.

Alemania ratifica apoyo al pacto migratorio de la ONU

El gobierno de la primera ministra Ángela Merkel criticó a todos los Estados que rechazan el pacto, aunque reconoce que es una decisión soberana. Países como Italia, Austria, Suiza, Eslovaquia, Estados Unidos, Australia e Israel ya abandonaron el pacto.

La coalición de gobierno alemana ratificó este sábado 8 de diciembre su apoyo al pacto migratorio mundial de la ONU, el cual fue defendido personalmente por la canciller Ángela Merkel.

El pacto ofrece "por primera vez un marco internacional destinado a canalizar, ordenar y regular activamente la migración", afirmó el ministro de asuntos exteriores alemán, Heiko Maas, en declaraciones al semanario Der Spiegel.

Ángela Merkel ha defendido y catalogado reiteradamente el pacto como "de interés positivo para Alemania", por encima de los recelos en las filas de su bloque conservador, y ha destacado que la soberanía sobre las políticas migratorias seguirá correspondiendo a los gobiernos nacionales de cada país.

¿Quién pondrá orden a la migración a nivel mundial?

Las naciones toman acuerdos y divagan acerca del control migratorio para sus naciones. No obstante Dios, en su perfección y cuidado especial por los huérfanos, viudas, pobres y extranjeros, nos da una clara indicación de cómo ya había dispuesto, desde hace milenios, una solución en sus Sagradas Escrituras para toda esta situación. Isaías 58:7 dice: “¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?”

Los creyentes en las Sagradas Escrituras debemos apoyar a los verdaderos pobres y necesitados en la medida de nuestras posibilidades.

Cada migrante busca una nueva nación donde poder desarrollarse, trabajar y proveer para sus familias o familiares que residen en naciones donde existe gran pobreza, desigualdad, autoritarismo y escasez. Aun así, esta migración debería llevarse a cabo dentro de las leyes del país receptor. Al mismo tiempo debemos reconocer que cada país tiene el derecho a guardar sus fronteras contra la migración ilegal, de la misma manera que cada quien tiene derecho a proteger la entrada de su casa.

No obstante, Dios ya cuenta con soluciones perfectas para eliminar la migración y que cada hombre pueda siempre volver a su heredad y que dicha heredad le sea restaurada en caso que la haya perdido por razones de necesidad.

A través de las edades y por diferentes razones, el pueblo de Israel ha tenido que emigrar a muchos países. Dios lo juntará en su propia tierra cuando envíe a su hijo a la Tierra. La verdad es que ya existen soluciones perfectas para todos los males de este mundo. Lamentablemente a nadie le interesa poner en practica dichas soluciones. Estas soluciones las tiene la Palabra de Dios. Dichas soluciones vendrán de la mano de Jesucristo en su segunda venida. Él hará que las decisiones que hoy toman las naciones queden totalmente obsoletas y que el mundo conozca la manera perfecta de vivir la vida en gozo y harmonía bajo las leyes del Soberano y Creador de todo el universo. Muchas personas pobres emigran ilegalmente y, por otro lado, muchos países receptores actúan de una forma egoísta. Ambos lados del espectro no existirán en el mundo de mañana.

A través de las edades y por diferentes razones, el pueblo de Israel ha tenido que emigrar a muchos países. Dios lo juntará en su propia región cuando envíe a su hijo a la Tierra. El Creador hará lo mismo con muchos pueblos: los regresará a su tierra original y hará que esa tierra sea productiva para que nunca más tengan que emigrar.

“Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. Asimismo, acontecerá en aquel tiempo, que el Eterno alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra” (Isaías 11:10-12).

Dios ya tiene una solución para el problema gravísimo de la migración.

Conozca mas acerca del magnífico Reino de Dios que pronto vendrá a instaurar Jesucristo sobre la Tierra y cómo Él eliminará estos males de una vez por todas.

Sepa más

¿Por qué el mundo está en caos?

Los disturbios, las guerras, la pobreza y las diferencias ideológicas extremas se están multiplicando alrededor del mundo. ¿Cómo nos metimos en este caos? ¿Hay alguna forma de salir?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.