Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Un diezmo para los necesitados

Deuteronomio 14:28-29  

Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que el Eterno tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.

El diezmo mencionado en estos versículos es para un propósito diferente al del diezmo para las fiestas (Deuteronomio 14:22-27) o al del diezmo dado a los levitas para la obra del tabernáculo (Números 18:21). Este diezmo para los necesitados era realmente ahorrado únicamente dos años en un ciclo de siete años. Este diezmo fue diseñado para ayudar a enseñar el camino de Dios de dar y cuidar de los huérfanos y las viudas y otros necesitados.

Para más información acerca de diezmar, vea nuestro artículo “Diezmar: ¿Qué es?