Vida, Esperanza y Verdad

¿Qué hay detrás del rebrote del COVID-19?

Por Sergio Carvajal

Todos en el mundo están asustados y preocupados por los rebrotes del COVID-19 en algunos lugares en donde supuestamente la infección estaba controlada. ¿Qué nos espera próximamente en relación a la pandemia?

Las autoridades de China se han visto obligadas a establecer el confinamiento estricto de unas 500.000 personas en una provincia cerca de la capital, Beijing, debido a un rebrote de COVID-19. Las autoridades advierten que el rebrote de coronavirus es severo.

Funcionarios de salud chinos informaron que la región de Anxin, a unos 150 kilómetros de Beijing, estará "completamente cerrada", al mismo nivel de medidas que fueron impuestas en el punto más álgido de la pandemia en la ciudad de Wuhan, a principios de este año.

Las autoridades establecieron estrictas medidas de control, tales como que sólo una persona de cada familia podrá salir una vez al día para comprar artículos de primera necesidad, como alimentos y medicinas, informó el equipo de prevención epidemiológica de la región de Anxin.

Después de que China parecía haber controlado el virus, cientos de personas se infectaron en Beijing y surgieron casos en la vecina provincia de Hebei en las últimas semanas.

El rebrote se detectó por primera vez a mediados de junio y se remonta al extenso mercado mayorista “Xinfadi” de Beijing, que suministra gran parte de los productos frescos de la ciudad, lo que generó preocupación sobre la seguridad de la cadena de suministro de alimentos.

El rebrote causa gran temor

Los nuevos casos de infección en Beijing han avivado los temores del resurgimiento del virus en China y la alerta mundial ya se ha encendido.

Un funcionario de la ciudad de Beijing dijo a periodistas el pasado domingo que "la situación epidémica en la capital es severa y complicada", advirtiendo que la ciudad necesitaba seguir rastreando la propagación del virus.

La capital china ha aplicado pruebas de detección en masa a trabajadores del mercado mayorista y de restaurantes, así como a residentes de vecindarios de riesgo medio y alto, y empleados de correos que han estado de servicio en las últimas dos semanas.

Las autoridades de Beijing también han cerrado escuelas y bloqueado algunos barrios. Cualquier persona que salga de Beijing debe comprobar un resultado negativo de la prueba de detección del virus, hecha durante los últimos siete días.

El rebrote en España

Cataluña ordenó este domingo 12 de julio el re-confinamiento de más de 200.000 personas por un rebrote de coronavirus en la ciudad de Lérida y siete municipios de la zona, siendo ésta la primera medida de ese tipo desde que habían sido levantadas las disposiciones de aislamiento en España para luchar contra la pandemia.

Tras una caída drástica del número de casos y de fallecimientos en España, uno de los países de Europa más afectados por la pandemia, ahora hay varias decenas de rebrotes activos. La zona de Lérida es una de las que más preocupan. La medida entró en vigor a la medianoche de este domingo recién pasado.

El relajamiento de medidas

Brasil es un ejemplo del relajamiento de las medidas que han dado por resultado algunos rebrotes también. La semana pasada el mandatario de ese país informó que dio positivo por COVID-19. Debido a ello, el presidente permanecerá en cuarentena.

Por otra parte, la falta de eficacia en las medidas de muchos países para controlar la propagación de la pandemia, junto al relajamiento de la misma ciudadanía en el autocuidado, retarda cada vez más la posibilidad del término de esta terrible enfermedad.

Otra amenaza mundial

En la audiencia del pasado 9 de julio, el Director de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se refirió a una nueva amenaza mundial, al declarar que la mayor amenaza a la que nos enfrentamos ahora no es el virus.

La mayor amenaza ahora es la falta de liderazgo y solidaridad a nivel nacional y mundial. El señor Tedros Adhanom hizo un urgente llamado a los líderes del mundo a reflexionar. Esta tragedia se está llevando muchas vidas y nos ha separado de nuestros seres queridos. Él dijo categóricamente: “No podremos derrotar a esta pandemia si el mundo está dividido”.

“La pandemia de coronavirus es una prueba para la solidaridad global y de liderazgo mundial. El virus se nutre de la división, pero se frena cuando nos unimos”, indicó el señor Adhanom.

¿Por qué cuesta tanto a los seres humanos unirnos y luchar contra un enemigo común que nos está matando indiscriminadamente? ¿Somos incapaces de distinguir o identificar al enemigo común? ¿Por qué no podemos entender que nuestras divisiones y desavenencias dan ventaja al virus? Éstas fueron algunas de las preguntas que planteó el señor Adhanom a los líderes mundiales.

Nuestra naturaleza humana

Las preguntas que planteó el señor Adhanom evidencian la extrema falta de empatía y sensibilidad que existe en el mundo ante la muerte de muchos y el respeto hacia la vida.

Comprendemos la frustración mundial, pero la realidad es que el mundo no cuenta con el discernimiento y sabiduría suficientes para emprender una campaña mundial en unidad para cuidarse a sí mismo y a los demás.Cuando vemos la indiferencia de gran parte del mundo ante la necesidad de cuidado, ayuda al prójimo, y atención a los más pobres y necesitados, no es de extrañar las palabras que Dios inspiró al apóstol Pablo para reflejar cómo estaría el mundo al final de los tiempos: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (2 Timoteo 3:1-5).

Estudie acerca de por qué los seres humanos hacemos lo que sentimos de forma natural en nuestro artículo ¿Qué es la naturaleza humana?

Comprendemos la frustración mundial, pero la realidad es que el mundo no cuenta con el discernimiento y sabiduría suficientes para emprender una campaña mundial en unidad para cuidarse a sí mismo y a los demás. Se requiere del conocimiento y obediencia al verdadero Dios para lograr la unidad mundial anhelada y mencionada por el director de la OMS.

Nuestro Creador ha determinado que el mundo entero experimente un duro proceso de pruebas y tribulaciones con el objetivo que se deshaga de su orgullo y soberbia… y, aun así, la gran mayoría no se van a arrepentir (Apocalipsis 9:20-21, 16:9-11).

Todas las soluciones que el mundo pueda emprender para resolver situaciones como esta pandemia, serán solamente “temporales”, porque lamentablemente luego vendrán circunstancias aún peores, hasta llegar a un punto donde todo el mundo quedará fuera de control y dará paso a la intervención mundial más impresionante, el establecimiento del Reino de Dios, el cual terminará con todos los gobiernos del mundo, pero el gobierno de Dios no tendrá fin. Preparémonos ahora para entrar a ese Reino venidero (Mateo 6:33).

Manténgase actualizado de las noticias mundiales bajo la perspectiva de la palabra de Dios en VidaEsperanzayVerdad.

Sepa más

¿Qué es la naturaleza humana?

Generalmente los seres humanos hacemos lo que sentimos de forma natural. Pero ¿qué es nuestra naturaleza? ¿Es buena o mala? ¿Qué nos hace distintivamente humanos? ¿Podemos cambiar nuestra naturaleza?

×

Suscríbase a Discernir