Vida, Esperanza y Verdad

Cómo las siete trompetas de Apocalipsis afectarán a la humanidad

El libro de Apocalipsis habla de siete trompetas que van a sonar sucesivamente antes del regreso de Jesucristo a la Tierra. ¿Qué es lo que representan?

El número siete es un número que se repite a menudo a lo largo del último libro de la Biblia, el libro de Apocalipsis. Este libro, que fue dado para revelar lo que “debe suceder pronto” (Apocalipsis 1:1), incluye siete iglesias (v. 4), siete candelabros de oro (v. 12), siete estrellas (v. 16), siete “lámparas de fuego... que son los siete Espíritus de Dios” (4:5), siete sellos (5:1), siete trompetas (8:6), una bestia con siete cabezas y diez cuernos (13:1), siete truenos (10:3) y siete últimas plagas (15:1), que se encuentran dentro de siete copas de oro (15:6-7).

Los siete sellos, las siete trompetas y las siete últimas plagas forman un esquema de los eventos proféticos que ocurrirán antes y en el momento del regreso de Cristo a la Tierra. Como explican nuestros artículos “Los siete sellos”, “¿Qué son llos cuatro jinetes del Apocalipsis?” y “La ira de Dios”, los primeros cinco de los siete sellos representan la ira de Satanás contra el pueblo de Dios y la humanidad en general. El sexto sello anuncia la ira de Dios (Apocalipsis 6:12-16).

El séptimo sello representa el Día del Señor, el tema principal del libro del Apocalipsis. Este séptimo sello incluye el juicio de Dios sobre la humanidad desobediente que se manifiesta por medio de las siete plagas al sonar las trompetas (Apocalipsis 8-9) y siete últimas plagas (Apocalipsis 15-16).

(Nuestra revista bimensual Discernir cubre regularmente temas como éste. Estaremos encantados de ofrecerle una suscripción digital gratuita a Discernir.)

Las siete trompetas y su significado

Cuando se abrió el séptimo sello, Juan vio siete ángeles con siete trompetas. A medida que cada ángel tocaba su trompeta, Juan vio que se desplegaban aterradoras plagas y usó un poderoso lenguaje simbólico para tratar de describir lo que estaba presenciando.

Primera trompeta: El granizo y el fuego mezclados con sangre harán que toda la hierba de la Tierra y una tercera parte de los árboles se quemen (Apocalipsis 8:7).

Segunda trompeta: Un gran objeto semejante a una montaña ardiente será arrojado a los océanos de la Tierra, causando que un tercio de ellos se convierta en sangre, un tercio de la vida marina muera y un tercio de las naves sean destruidas (vv. 8-9).

Tercera trompeta: Juan vio una estrella ardiente caer del cielo sobre fuentes de agua fresca, causando que el agua se volviera amarga y matara a muchos (vv. 10-11).

Cuarta trompeta: La luz del sol, la luna y las estrellas sobre la Tierra será disminuida en un tercio (v. 12).

Quinta trompeta: (también llamada el primer ay): Lo que Juan sólo podría describir como un tipo inusual de langostas (probablemente viendo en la visión los aviones militares modernos) surgirán de la Tierra y van a infligir picaduras intensamente dolorosas a los seres humanos durante cinco meses (Apocalipsis 9:1-12).

Sexta trompeta: (también llamada el segundo ay): Cuatro ángeles serán liberados para matar a un tercio de la población restante de la Tierra por medio de un ejército de 200 millones de personas (vv. 13-19).

Séptima trompeta: (también llamada el tercer ay): Mientras esta trompeta suena, voces en el cielo dirán: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15).

La repercusión de las trompetas

Debido a la desobediencia de la humanidad frente a sus santas y benéficas leyes, Dios traerá este severo castigo sobre los habitantes de la Tierra.Debido a la desobediencia de la humanidad frente a sus santas y benéficas leyes, Dios traerá este severo castigo sobre los habitantes de la Tierra. Los efectos de las primeras seis trompetas incluirán un desastre ecológico de proporciones épicas. Y mientras el planeta lucha por mantenerse con vida, los humanos tendrán que soportar un dolor tan intenso que desearán la muerte (Apocalipsis 9:6). Muchos morirán, como se indica en la descripción de la sexta trompeta (vv. 13-19).

Aunque uno pensaría que un castigo tan intenso puede llevar a que las personas se arrepientan de sus pecados, esto no ocurrirá. Como explica la Biblia: “Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos” (Apocalipsis 9:20-21).

Los seres humanos van a estar tan decididos a quebrantar las leyes de Dios que estarán dispuestos a morir por su camino de vida antes que arrepentirse. ¡Qué triste estado de engaño el que Satanás ha perpetrado sobre la humanidad (Apocalipsis 12:9)!

Debido a que la gente no se arrepentirá, siete castigos adicionales llamados “las siete últimas plagas” (Apocalipsis 15:1) vendrán sobre la humanidad. Si bien estos juicios aleccionadores están destinados a venir sobre los habitantes de la Tierra, nuestro amoroso Dios no quiere que, en última instancia, ninguno de ellos perezca (2 Pedro 3:9) y a su debido tiempo dará a cada ser humano una oportunidad de entender su camino de vida y elegir si quiere obedecer a Dios o no. Esta oportunidad llegará durante y después de un período de 1.000 años llamado el Milenio —un tiempo en el que Satanás estará atado e incapaz de engañar a la humanidad.

Para más estudio acerca de este asombroso plan de Dios, vea:

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.