Las leyes de Dios: Más que diez mandamientos

Las leyes de Dios fueron creadas para nuestro propio beneficio; al obedecerlas podemos asemejarnos más a nuestro Creador. ¿Qué debemos saber sobre los distintos tipos de leyes bíblicas?

Muchas personas conocen los diez mandamientos e incluso respetan algunos de ellos, como la prohibición de matar y robar. Pero en la Biblia también encontramos leyes que no son tan conocidas y apreciadas.

¿Se aplican a nosotros las leyes bíblicas?

¿Son estas leyes menos reconocidas válidas en la actualidad? ¿Qué son los estatutos y los juicios bíblicos? ¿Cuál es el mandamiento más importante que Dios dio? ¿Cómo se interrelacionan las leyes bíblicas entre sí y qué debemos aprender de ellas?

Los artículos que encontrará en esta sección le ayudarán a explorar las instrucciones que Dios ha entregado a través de las Escrituras y a descubrir cómo revelan su manera de pensar y lo que Él espera de nosotros. Las leyes bíblicas fueron creadas para el beneficio de la humanidad por un Dios amoroso que desea enseñarnos su manera de amar. El fundamento de todas las leyes de Dios es el amor, que es la esencia misma de su carácter y la naturaleza. Como escribió el apóstol Juan, “Dios es amor” (1 Juan 4:8).

Aclarando las leyes de Dios

Existe mucha confusión en torno a las leyes bíblicas. Esperamos que, con la ayuda de los artículos que encontrará en esta sección, pueda aclarar cualquier confusión y entender mejor el regalo que Dios nos entrega a través de sus mandamientos.

Temas