Profetas ¿Verdaderos o Falsos?

¿Fue Nostradamus un profeta verdadero? ¿Se puede confiar en las predicciones mayas de Diciembre de 2012? ¿Quién dio esas profecías a los mortales?

Hay profetas verdaderos y hay también profetas falsos. Jesús y los apóstoles advirtieron que habría profetas falsos a través de los siglos que no estarían autorizados por Dios para hablar a la humanidad. La profecía revela que el engaño religioso será especialmente predominante al final de este siglo. Una forma de determinar si alguien es un profeta verdadero o falso consiste en examinar cuidadosamente las palabras de esta persona y compararlas con la verdad de la Biblia.

Hay sólo una Autoridad suprema en el universo que habla a la humanidad y cuya palabra es verdaderamente confiable. Como explica el autor del libro de Hebreos: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos 1:1-2). Un profeta verdadero de Dios es una persona designada específicamente para transmitir los mensajes de Dios a las naciones e individuos.

A través de estos mensajeros, Dios se propuso darnos entendimiento respecto al propósito mismo de la vida. Él nos dio también mucha información acerca de los eventos futuros. Satanás también tiene sus mensajeros, que son profetas falsos. Satanás es llamado el engañador por excelencia, un mentiroso y el padre de la mentira. Puede leer más si desea seguir aprendiendo lo que Dios tiene que decir acerca de los profetas verdaderos y falsos.

Temas