Vida, Esperanza y Verdad

El capítulo del amor

De principio a fin, la Biblia es un libro acerca del amor hecho por un autor que es amor. Pero un capítulo se ha vuelto famoso por ser el capítulo del amor: 1 Corintios 13.

Desde ceremonias de matrimonios hasta pósteres inspiradores, el capítulo del amor se ha convertido en uno de los más famosos de la Biblia. Ya que la Biblia nos dice que Dios es amor (1 Juan 4:8), es apropiado que esta hermosa descripción del amor sea bien conocida.

El apóstol Pablo utilizó nueve veces la palabra amor en este corto capítulo y de una manera descriptiva y vívida ilustró lo que es y lo que no es.

El texto del capítulo del amor

Éste es el capítulo del amor, 1 Corintios 13:

1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

10 más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

El contexto de los dones espirituales

¿Por qué Pablo escribió 1 Corintios 13? La congregación de Corinto era problemática, y en muchos apartes de esta carta el apóstol Pablo aborda algunos de los problemas que ellos tenían. Por un lado, ellos malinterpretaban los dones espirituales (1 Corintios 12:1). Pablo quería que ellos entendieran que los diferentes dones eran dados con el fin de unir y fortalecer la Iglesia, no dividirla.

El apóstol Pablo utilizó la palabra agape, una de las muchas palabras del griego que pueden traducirse como amor. En el Nuevo Testamento agape se utiliza para describir el amor profundo, constante y desinteresado que es la naturaleza misma de Dios. Al final del capítulo 12, Pablo explica el enfoque implícito que debe motivar el uso de nuestros dones. “Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aún más excelente” (v. 31) —y lo que muestra el capítulo 13, es el camino del amor. Debemos usar nuestros dones para servir a los demás, no por motivos egoístas.

Definición del amor

El apóstol Pablo utilizó la palabra agape, una de las muchas palabras del griego que pueden traducirse como amor. En el Nuevo Testamento ágape se utiliza para describir el amor profundo, constante y desinteresado que es la naturaleza misma de Dios (1 Juan 4:8).

La definición de Vine, incluye: “El amor cristiano tiene a Dios como su principal objeto, y se expresa ante todo en una implícita obediencia a sus mandamientos (Jn 14.15, 21,23; 15.10; 1 Jn 2.5; 5.3; 2 Jn 6). La propia voluntad, esto es, complacer los propios deseos, es la negación del amor debido a Dios.

“El amor cristiano, sea que se ejercite hacia los hermanos, o hacia hombres en general, no es un impulso que provenga de los sentimientos, no siempre concuerda con la general inclinación de los sentimientos, ni se derrama solo sobre aquellos con los que se descubre una cierta afinidad. El amor busca el bien de todos (Ro 15.2), y no busca el mal de nadie (13.8-10); el amor busca la oportunidad de hacer el bien a ‘todos, y mayormente a los de la familia de la fe’ (Gl 6.10)” (Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo de Vine).

La hermosa descripción de Pablo en 1 Corintios 13:4-8 es más reveladora aun de la verdadera naturaleza del amor.

Un retrato de Cristo

Mientras Pablo “dibuja su imagen de lo que es el amor, él consciente o inconscientemente nos dibuja el retrato de una persona —Jesús mismo. Él es la encarnación viviente de este amor extrovertido, sufrido durante mucho tiempo, abnegado y sin pretensiones” (Manual de la Biblia de Eerdman, p. 594).

El capítulo del amor nos sirve como punto de partida para estudiar más a fondo una de las características más importantes que Dios quiere que aprendamos y practiquemos. A continuación hay algunas fuentes que pueden ayudar

Fuentes relacionadas:

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir