Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Consolaos pueblo mío

Isaías 40:1  

Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios.

Muchas de las profecías de la Biblia describen eventos terribles y aterradores, las consecuencias del pecado. Pero éstas son dadas con un propósito: alentar a la gente a arrepentirse y volverse del pecado. Finalmente las profecías tienen buenas noticias. Dios promete intervenir para ponerle fin a la destrucción y sufrimiento y entonces enseñar a la humanidad cómo evitar los mismos problemas en el futuro.

Dios anhela consolar y sanar a los que se vuelven a Él. Pablo describe a Dios como el “Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios” (2 Corintios 1:3-4).

Si desea leer más escrituras alentadoras, vea nuestro artículo “Versículos bíblicos alentadores”.