Vida, Esperanza y Verdad

Por qué es importante la Iglesia

Existen muchas razones para no asistir a la Iglesia. Entonces, ¿por qué es importante la Iglesia? ¿Qué dice la Biblia acerca del propósito y beneficios de la Iglesia de Dios —y como encontrarlo?

Más de un cuarto de los norteamericanos no tienen ninguna afiliación religiosa —ateos, gnósticos o “nada en particular”. Los encuestadores religiosos los llaman los “no creen en nada”.

Este grupo está creciendo rápidamente, mientras que entre el grupo de los que se identifican como cristianos la asistencia a la iglesia sigue bajando.

Estas tendencias no sólo se presentan en los Estados Unidos. De hecho, la mayoría de las naciones occidentales han sentido esta disminución en la asistencia a la iglesia desde hace décadas.

Las personas están encontrando muchas buenas razones para no ir a la iglesia.

[Nota: este artículo no intenta presionar o culpar a nadie que por motivos de seguridad debido a la pandemia del COVID-19 haya decidido no asistir a los servicios en persona. Las situaciones de emergencia requieren de una reacción de emergencia. Pero la iglesia continúa siendo importante y vale la pena hacer un esfuerzo extra para permanecer conectados incluso si no  podemos asistir en persona.]

“Por qué yo no asisto a la iglesia”

Veamos las razones que arrojó una búsqueda en Google de “por qué yo no asisto a la iglesia”:

  • “Tengo 29 años, soy soltera y cristiana. La situación: no me gusta ir a la iglesia. Antes disfrutaba mucho yendo y le saqué mucho provecho, pero ahora no tanto. Mi pregunta es: ¿por qué debería seguir asistiendo?”.
  • “Más que todo porque siempre he pensado que la iglesia es extremadamente aburrida. Sentarse durante una hora (o incluso peor, una hora y media si el sacerdote esta muy inspirado), escuchar a medias una lectura mientras reviso el reloj cada dos minutos, no es algo que me guste hacer. Especialmente cuando eso significa que me tengo que levantar temprano un domingo”.
  • “No trato de ocultar el hecho de que estoy profundamente preocupado por el estado del cristianismo organizado. La mayor parte de lo que hoy en día llamamos ‘iglesia’ no son nada más que actuaciones bien planeadas con muy poca conexión entre los creyentes”.
  • “Me sorprendió nuestro viaje para encontrar la iglesia indicada. Era casi increíble cómo la mayoría de las iglesias no predicaban la verdad… La mayoría de las personas no asistían a la iglesia para ser instruidas. Sólo buscaban tranquilizarse y los pastores estaba dispuestos a saciar su hambre de mensajes laicos e inspiradores; historias tiernas; presentaciones ingeniosas; atracción emocional; y ventas… También, usualmente había una atracción por el dinero, porque según parece las iglesias tienen un problema de liquidez constante”.

Resultados de la encuesta: Por qué las personas no asisten a la iglesia.

Los cientos de razones personales se suman a las tendencias que han medido los encuestadores.

El Centro de Investigación Pew reportó: “En general, la respuesta mas común para de no asistir a los servicios religiosos es ‘Yo practico mi fe de otras maneras’, la cual representa una razón muy importante para el 37 % de las personas que rara vez o nunca asisten a los servicios religiosos. Un porcentaje similar mencionó cosas que les desagradan acerca de los servicios religiosos o congregaciones en particular, incluyendo 1 de cada 4 que dijo no haber encontrado un lugar de adoración que les gustara, 1 de cada 5 dijo que no le gustaban los sermones y un 14 % dijo que no se sentían bienvenidos en los servicios religiosos”.

Barna (Grupo de investigación especializado en religión) reportó: “Los millennials, quienes han decidido abandonar la iglesia citan tres factores con la misma trascendencia en su decisión: el 35 % menciona la irrelevancia de la iglesia, la hipocresía y las fallas morales de sus líderes para salirse de la iglesia. Además, dos de cada diez millennials que no pertenecen a ninguna iglesia dicen que sienten la ausencia de Dios en la iglesia y uno de cada diez siente que la duda legitima está prohibida, comenzando desde la puerta principal”.

Barna resume que, en todas las edades y denominaciones, las dos principales razones para no asistir a la iglesia son:

  • “Yo encuentro a Dios en cualquier otro lugar” (40 %)
  • “Personalmente la iglesia no tiene ninguna relevancia para mi” (35 %).

En que tienen razón los que “no creen en nada”

Las personas que marcan la casilla “ninguna” en la pregunta acerca de la religión, tienen razón al rechazar la religión irrelevante. ¿Por qué elegir ir a una iglesia que no aporta un significado o ayuda? ¿Para que ir a una iglesia si Dios no está ahí?

Hoy en día muchas iglesias no son coherentes con la Biblia ni con la ayuda práctica y verdadera esperanza que ofrece.Hoy en día muchas iglesias no son coherentes con la Biblia ni con la ayuda práctica y verdadera esperanza que ofrece.

Aun así, nosotros creemos firmemente que la verdad de la Biblia —incluyendo la importancia que le da la Iglesia que ha sido designada y aprobada por Dios— mantiene su relevancia.

¿Si a las iglesias que usted ha asistido no son relevantes, como puede encontrar la indicada?

Lo que Dios pretende que sea la Iglesia

¿Cómo se veía la Iglesia que Jesús fundó? ¿Por qué estableció su Iglesia?

Dios designó su Iglesia para llevar a cabo su obra en la Tierra (Efesios 4:11-16). La hizo un lugar ideal para las personas que Él llama a crecer y a convertirse en sus hijos.

Dios utiliza su Iglesia para criar, alimentar y proteger a sus hijos. Él provee educación y entrenamiento a través de la Iglesia.

Los miembros de la Iglesia de Dios conforman el cuerpo de Cristo —Dios los une y utiliza las habilidades y los dones de cada miembro para ayudar a crecer el cuerpo y cumplir su obra (1 Corintios 12:12-27). Dios quiere que todos estemos conectados —no que tratemos de caminar solos como cristianos independientes.

La Iglesia es una evidencia del amor de Dios. Dios les ha instruido a sus ministros a: “mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre” (Hechos 20:28). “Así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25).

El sacrificio de Cristo permitió que nuestros pecados fueran perdonados. Entonces la obra de Cristo como cabeza de la Iglesia es: “a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (v. 27).

Dios quiere que nosotros lo adoremos en espíritu y en verdad (Juan 4:24), amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Juan 13:34), que nos convirtamos en sus hijos e hijas (2 Corintios 6:18). Él quiere que prediquemos el evangelio y que nos preparemos para servir en el Reino de Dios (Mateo 24:14; 20:25-28).

Pero hoy en día la mayoría de las personas no ha tenido la experiencia de asistir a una iglesia como ésta —un grupo de creyentes enfocados en Dios, cuyos fundamentos están en la Biblia cumpliendo la misión de Dios para la Iglesia y creciendo en gracia y en conocimiento.La Iglesia de Dios está diseñada para ayudarnos a llevar a cabo estas cosas y más. La Iglesia de Dios es un regalo que Dios provee a todos aquellos que Él llama.

Pero hoy en día la mayoría de las personas no ha tenido la experiencia de asistir a una iglesia como ésta —un grupo de creyentes enfocados en Dios, cuyos fundamentos están en la Biblia cumpliendo la misión de Dios para la Iglesia y creciendo en gracia y en conocimiento.

¿Dónde puede encontrar a este grupo de individuos fieles que han sido llamados y escogidos? ¿Qué debe hacer usted para localizar la Iglesia de Dios de la Biblia?

Como escoger una iglesia

Tenga en cuenta algunas de las razones que hay en la Biblia para asistir a la iglesia. ¿La iglesia a la que usted solía asistir, o la iglesia que usted está considerando, provee las cosas que la Biblia dice que debería proveer?

  • ¿Una enseñanza bíblica precisa para ayudarle a vivir el estrecho, pero benéfico  camino de Dios?
  • ¿Compañerismo cristiano que fomente al amor y las buenas obras?
  • ¿Adoración respetuosa al Dios Todopoderoso en espíritu y en verdad?
  • ¿Participar por medio de la oración en la misión de predicar las buenas noticias del Reino de Dios en todo el mundo?

Por supuesto, Dios está trabajando por medio  de seres humanos falibles para construir su Iglesia, por lo que aquellos que buscan una iglesia perfecta seguramente se van a sentir decepcionados. Pero la Iglesia de Dios va a estar esforzándose por estas cosas.

¿Está usted buscando las cosas correctas en una iglesia?

El criterio de muchas personas buscar una iglesia incluye cosas como:

  • Una iglesia que este cerca de mí.
  • Una mega-Iglesia.
  • Una iglesia con el tipo de música que me gusta.
  • Una iglesia con diferentes actividades sociales.
  • Una iglesia que siempre me haga sentir bien.

Pero la Biblia no promete que alguna de estas cosas sea una señal de esa “pequeña manada” de Dios (Lucas 12:32).

Y el enfoque bíblico de la iglesia no se refiere sólo a nuestras necesidades o a lo que podemos conseguir.

¿Qué le debe dar usted a la iglesia?

Haciendo alusión al discurso inaugural de los Estados Unidos en el 1961, deberíamos “no preguntar que puede hacer la iglesia por mí—más bien preguntar qué puedo hacer yo por la Iglesia”.

La Iglesia de Dios fue diseñada para que fuera un lugar de paz y ánimo, pero Dios no llama a las personas sólo para “obtener” algo de la Iglesia. También fuimos llamados para dar.

  • Fuimos llamados a servir a nuestra familia espiritual (Gálatas 6:10).
  • Fuimos llamados “para estimularnos al amor y a las buenas obras” (Hebreos 10:24).
  • Fuimos llamados a animar y a edificar (1 Tesalonicenses 5:11).
  • Fuimos llamados a respaldar la predicación de las buenas noticias de Dios y a apoyar a los nuevos discípulos que Dios llama (Mateo 28:19-20; Marcos 16:15).

Si servimos de esta y otras maneras, no sólo hacemos nuestra parte, también crecemos para poder parecernos cada vez más a nuestro Padre Celestial.

¿Está usted siendo llamado por Dios a su Iglesia?

Muchas personas se sorprenden cuando aprenden que realmente la Biblia no respalda la idea de que usted debería “asistir a la iglesia de su preferencia”. De hecho, Jesús dijo que la primera opción realmente es la del Padre: “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere” (Juan 6:44).

La Biblia describe esto como el llamamiento de Dios —Él guía o impulsa a las personas para que vayan a la Iglesia de Dios cuando Él considera que es el momento apropiado. No todos son llamados a reconocer sus pecados al mismo tiempo. No todos ven la necesidad de cambio, de ser bautizados y de recibir el Espíritu Santo. (Recibir ese espíritu hace que la persona sea parte de la Iglesia, así como lo escribió Pablo en 1 Corintios 12:13).

Pero cuando Dios decide abrir nuestras mentes para que entendamos la Biblia y reconozcamos su valioso llamamiento, entonces si tenemos una opción. ¡Es la decisión más importante de nuestras vidas!

¿Nos vamos a arrepentir, a ser bautizados y a convertirnos en miembros de la Iglesia de Dios? O vamos a ignorar el llamamiento de Dios y a renunciar a “congregarnos” (Hebreos 10:25)?

Si Dios lo está llamando a usted para que disfrute de los beneficios y las oportunidades de crecimiento que él da a través de su Iglesia, estudie todo lo que le sea posible para estar seguro de escoger la iglesia indicada por las razones correctas.

Nuestro estudio bíblico ¿Dónde está la iglesia que Jesucristo edificó? Lo puede ayudar. Lo invitamos a descargarlo y a estudiarlo minuciosamente junto con su Biblia “para ver si estas cosas eran [son] así.” (Hechos 17:11).

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir