Vida, Esperanza y Verdad

Reestructuración económica y militar de Europa durante la pandemia

Por Álvaro Matamala

La pandemia de COVID-19 ha debilitado la gobernabilidad de muchas naciones, pero no ha sido así en el caso de la Unión Europea, que en medio de la crisis ha logrado acuerdos financieros y militares sorprendentes que redundarán pronto en la formación de la última resurrección del otrora Imperio Romano.

Producto de la pandemia del COVID-19, luego de haber sumado todas las pérdidas y de haber ganado experiencia, la Unión Europea prepara un plan presupuestario para la recuperación de Europa.

Los líderes de la Unión Europea han logrado un acuerdo histórico que suma casi dos billones de dólares para reconstruir la economía del bloque para los próximos años.

Este plan es el más grande emprendido en la Unión Europea desde su creación y es el más importante, ya que no sólo ayudará a aplacar los efectos de la pandemia, sino también a reforzar a Europa como nuevo protagonista geopolítico en el nuevo futuro post Coronavirus.

Desde el 1 de julio del 2020 y luego de cuatro días reunidos en Bruselas, los máximos líderes de Europa, después de muchas deliberaciones, casi en forma unánime llegaron a este acuerdo histórico, el cual está sentado sobre las bases del trabajo realizado por la Comisión Europea, que el día 26 de mayo propuso este importante plan para la recuperación y relanzamiento de la economía europea.

En muy pocas ocasiones a lo largo de su historia conjunta, una reunión de los 27 líderes de la Unión Europea expuso en cuatro días muchas divisiones entre ellos y, sin embargo, han surgido con un acuerdo fuerte que bien podría considerarse un hito en el largo e incierto proceso de integración de la Unión Europea.

En una publicación hecha por CNN, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una conferencia de prensa, luego del acuerdo, mencionó: “¡Lo logramos! Europa es fuerte. Europa está unida”. También dijo: “Éste es un buen acuerdo. Es un acuerdo fuerte, y lo más importante, éste es el acuerdo correcto para Europa en este momento”.

Tanto Ángela Merkel como Emmanuel Macron se han visto muy unidos en la integración económica de Europa en medio de la pandemia. Ambos ven fuertes posibilidades de reubicar a la Unión Europea como protagonista mundial, tanto económica como militarmente.

Restructuración militar también

Al examinar la situación mundial, producto de la pandemia y sus consecuencias, en Europa están actuando con mucha proactividad. Aparte del coronavirus, las continuas amenazas de retirar sus tropas de la OTAN por parte de Estados Unidos, ponen a la Unión Europea en acción.

Todo esto ha hecho despertar a los líderes de Europa, que ven cómo su alianza militar con Estados Unidos podría desmoronarse. Además, ven cómo Rusia acrecienta su poderío en la región. Sin lugar a dudas, en Europa deben proceder con urgencia.

El pasado mes de julio la canciller alemana, Ángela Merkel, recibió al presidente francés Emmanuel Macron en el castillo de Meseberg, cerca de Berlín. Las conversaciones tuvieron lugar en medio de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y la Unión Europea. Existe una creciente conmoción y consternación internacional por la aparente desintegración política y económica de los Estados Unidos, lo que los ha llevado a unirse en torno a la nueva propuesta de defensa para Europa

Actualmente, las potencias europeas están trabajando en estrecha colaboración para transformar a la Unión Europea en una alianza militar que, a diferencia de la OTAN, pueda actuar independientemente y, de ser necesario, ir en contra de Estados Unidos o contra cualquier enemigo que se presente a futuro.

Es claro que hay muchos factores que no han permitido la armonía fuerte de la Unión europea. Lo que mantiene unidos a los gobiernos europeos en este momento es una búsqueda desesperada de aliados contra amenazas y enemigos extranjeros. La única política en la que pueden ponerse de acuerdo es en la económica y la militar.

Por lo tanto, los ministerios de defensa de Francia, Alemania, Italia y España emitieron una carta conjunta a Josep Borrell, el jefe de política exterior y militar de la Unión Europea, pidiendo una importante acumulación militar conjunta, en respuesta a la pandemia de COVID-19.

Durante la pandemia escribieron: “Se necesitan más fondos. Más que nunca se necesita un ambicioso fondo de defensa europeo". Escribieron, además: "Sabemos que, para proteger a nuestros ciudadanos, necesitamos urgentemente una Europa fuerte. Y esto es más que un requisito, es una oportunidad que debe de aprovecharse".

La Biblia dice también que debemos estar atentos y despiertos ante los sucesos mundiales que están empezando a acontecer.Como se puede desprender, Europa busca económica y militarmente dar un paso adelante en su resurgimiento como potencia mundial.

¿Qué pasará muy pronto?

Como desde hace mucho tiempo venimos mencionando en Vida Esperanza y Verdad: la Palabra de Dios, la Biblia, el libro más vendido del mundo, con aproximadamente 5.900 millones de copias vendidas, narra proféticamente los hechos del futuro. Aproximadamente un tercio de todo el texto bíblico narra la verdadera historia de la humanidad a través de la profecía. Una buena parte de las profecías contenidas en la Biblia ya se han cumplido.

La Biblia presenta al Continente Europeo como uno de los principales protagonistas del tiempo del fin.

La Palabra de Dios menciona que Europa se unirá fuertemente y será constituida por 10 naciones o 10 grupos de naciones que se llamarán en conjunto “el rey del norte”, el cual se hará fuerte económica y militarmente. Este imperio dará a luz a un líder político-militar llamado “la bestia”. Esta bestia arremeterá contra una también renaciente fuerza conjunta, constituida de varios países árabes, llamada “el rey del sur”. Luego de vencer al rey del sur, el rey del norte conquistará Jerusalén, dando así comienzo a los sucesos del tiempo del fin de este mundo. En el libro de Daniel expresa esta contienda de la siguiente manera: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará. Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón. Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de Egipto. Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude” (Daniel 11:40-42, 45).

La Biblia dice también que debemos estar atentos y despiertos ante los sucesos mundiales que están empezando a acontecer. La sabiduría de Dios sugiere para todos los que leen y escuchan la palabra de Dios, lo siguiente: “Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Tesalonicenses 5:7-9).

Abrir los ojos cada día y ver este mundo lleno de conflictos, debiera motivarnos a buscar respuestas en la Palabra de Dios. Lamentablemente ningún canal noticioso, ni tampoco ningún líder mundial es capaz de mostrarle a usted lo que verdaderamente ocurrirá en los tiempos que se avecinan. Todos necesitamos dirección y usted la encontrará en la Biblia.

Jesucristo, conocedor de nuestra naturaleza humana, piensa que nada ocurrirá, humanamente hablando, para solucionar los problemas del mundo. Pero Él nos expresa su consejo: “¿No decís vosotros: aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35).

Aunque los hombres no hagan nada para resolver los problemas fundamentales de este mundo, todo está preparándose vertiginosamente para que Jesucristo regrese a la Tierra a poner orden y terminar con toda esta confusión.

×

Suscríbase a Discernir