Vida, Esperanza y Verdad

De la edición Mayo/Junio 2020 de la revista Discernir

¿Qué significa Pentecostés?

Pentecostés tiene un significado especial para las personas de todas las nacionalidades y orígenes. Marca el comienzo de la Iglesia, el don del Espíritu Santo y más.

Pentecostés es una fiesta celebrada por católicos, protestantes, judíos y la Iglesia de Dios. Mucha gente no conoce el origen de este día santo ni por qué estos grupos a menudo lo celebran en días diferentes.

Dentro de la corriente principal del cristianismo (tanto católicos como protestantes), muchas congregaciones reconocen la enseñanza bíblica de que los cristianos recibieron por primera vez el Espíritu Santo en un día de Pentecostés. De hecho, lo consideran como el cumpleaños de la Iglesia del Nuevo Testamento.

Sin embargo, algunas congregaciones no le dan mayor importancia a esta fiesta. Las razones por las que algunos grupos dentro de la corriente principal del cristianismo no guardan Pentecostés, varían.

Algunos sugieren que hay tantos eventos en la historia y en los calendarios de la iglesia que es difícil saber cuáles guardar. Otros no celebran Pentecostés por un sentimiento de incomodidad frente a cualquier cosa que esté relacionada con los carismáticos que, de manera errónea, creen que hoy en día es necesario recrear los eventos sobrenaturales del primer Pentecostés.

En este artículo, vamos a analizar lo que la Biblia nos enseña acerca de este día y algunas de las preguntas que lo circundan.

¿Qué significaba Pentecostés en el Antiguo Testamento?

Pentecostés es uno de los días santos anuales que Dios les reveló a los antiguos israelitas.

Las siete fiestas de Dios se encuentran en Levítico 23. Son la Pascua, la fiesta de los Panes Sin Levadura, la fiesta de las Semanas (llamada Pentecostés en el Nuevo Testamento), la fiesta de las Trompetas, el día de Expiación, la fiesta de los Tabernáculos y el Octavo Día.

Algunas personas se refieren a estas celebraciones como las fiestas de los judíos. Pero, aunque Dios se las dio a Israel, incluido el pueblo judío, es importante señalar que Dios dice: “Las fiestas solemnes del Eterno serán estas” (Levítico 23:2), y que Moisés se refirió a ellas como “las fiestas solemnes del Eterno” (v. 44).

De lo que podemos darnos cuenta en estos pasajes es que Pentecostés es una fiesta de Dios. Estas fiestas no pertenecen únicamente a los judíos. Son las fiestas de Dios y deben ser guardadas por su pueblo, sin importar su nacionalidad u origen étnico.

¿Qué significa Pentecostés en griego?

Pentecostés tiene una diferencia interesante entre las fiestas santas ordenadas por Dios. De todas las fiestas anuales que Dios les dio a los antiguos israelitas, ésta es la única que ha sido comúnmente conocida por los cristianos desde el primer siglo por su nombre griego: Pentecostés, que significa “el día cincuenta” (Thayer´s Greek Definitions) [Definiciones del griego de Thayer].

“El día cincuenta” está relacionado con el nombre de la fiesta en el Antiguo Testamento —la fiesta de las Semanas (Éxodo 34:22; Números 28:26; Deuteronomio 16:10) y la forma en que se determinaba la fecha de su celebración. Las instrucciones de Dios eran “Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días” y ese día debía ser proclamado “día de santa convocación” (Levítico 23:16, 21).

La fiesta de las Semanas también se conocía como “la fiesta de la cosecha” en Éxodo 23:16, porque se asociaba con las primicias —la primera parte de una cosecha y la primera cosecha del año en Canaán.

Como dice en Números 28:26: “Además, el día de las primicias, cuando presentéis ofrenda nueva al Eterno en vuestras semanas, tendréis santa convocación; ninguna obra de siervos haréis”.

¿Qué pasó en Pentecostés?

Analicemos los acontecimientos que llevaron al crucial día de Pentecostés de Hechos 2.

Tres días y tres noches después de su crucifixión, Jesús resucitó de entre los muertos, y durante los siguientes 40 días se apareció varias veces a sus discípulos (Hechos 1:3).

Además de hablarles acerca del Reino de Dios, Jesucristo les dijo que esperaran en Jerusalén porque “seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días” (Hechos 1:4-5).

Sólo unos días después, mientras sus discípulos se reunían en Jerusalén para celebrar Pentecostés, la promesa de Cristo de que recibirían “poder desde lo alto” se cumplió (Lucas 24:49). Cuando el Espíritu Santo descendió sobre sus fieles seguidores, apareció como lenguas de fuego y milagrosamente sus discípulos comenzaron a hablar en lenguas extranjeras (Hechos 2:3-4).

Estos impresionantes acontecimientos en el día de Pentecostés del 31 d.C. dieron inicio a la Iglesia del Nuevo Testamento. Ese mismo día otras 3.000 personas respondieron a un emotivo mensaje del apóstol Pedro. Se arrepintieron de sus pecados, fueron bautizados y luego recibieron el Espíritu Santo.

A partir de este asombroso comienzo, la Iglesia de Dios comenzó a expandirse rápidamente por todo el Imperio Romano.

El significado de Pentecostés en la actualidad

Pentecostés es una fiesta anual que conmemora el comienzo de la Iglesia de Dios del Nuevo Testamento. Aún más importante, nos recuerda a cada uno de nosotros que el Espíritu Santo de Dios está disponible ahora para todos los que se arrepientan de sus pecados, se bauticen y continúen siguiendo y obedeciendo a Dios (Hechos 5:32).

Como Pedro explicó hace casi 2.000 años: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38).

Hay otro significado de Pentecostés que es ignorado por muchos porque no entienden que el plan de salvación de Dios para la humanidad tiene varias etapas.

El concepto de las primicias —la primera parte de una cosecha— era una parte integral de la celebración de esta fiesta en el Antiguo Testamento, y todavía tiene un significado para nosotros hoy en día. Dios tiene que llamar a las personas antes de que puedan arrepentirse de sus pecados y recibir el Espíritu Santo, lo que los identifica como cristianos que van a recibir la vida eterna.

Jesús hizo énfasis en este punto, diciendo: “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere” (Juan 6:44).

Aquellos que son llamados por Dios durante esta época y que responden al llamado de Dios son las “primicias” de su plan de salvación para la humanidad. Tienen la labor de prepararse para una mayor cosecha de personas que vendrán.

Nuestro misericordioso Dios, que quiere que todos se salven, ha planeado más de un momento o época para que los seres humanos sean llamados y tengan su oportunidad de salvación. Dios es el que determina cuándo se le va a dar a cada persona la oportunidad de salvación.

Para aprender más acerca de esta asombrosa verdad, descargue nuestro folleto gratuito Las fiestas santas de Dios: Él tiene un plan para usted.

¿Cómo se calcula Pentecostés?

Aunque muchas religiones celebran Pentecostés, lo celebran con diferentes nombres y significados y en fechas distintas.

  • El judaísmo celebra Shavuot el 6 de sivan, según el calendario hebreo.
  • La corriente principal del cristianismo celebra Pentecostés el día 50 después de la Pascua, incluyendo ambos días.
  • La Iglesia de Dios celebra este día santo el día 50 contado a partir del domingo durante los días de los Panes Sin Levadura.

¿Por qué varía tanto el cálculo de esta fiesta?

La forma en que la mayoría de las iglesias calculan Pentecostés

La razón de la fecha de Pentecostés de la corriente principal del cristianismo es bastante obvia para los estudiantes de historia. Está relacionada con el cambio de la Pascua bíblica a la Pascua Florida.

La versión errónea y disidente del cristianismo, que se separó del cristianismo original fundado por Jesús y sus discípulos, cambió la Pascua por la Pascua Florida. Al mismo tiempo, también cambiaron su fecha y significado.

Aunque no hay una directriz bíblica para celebrar la Pascua Florida, los líderes de esta iglesia decidieron que la iban a celebrar para honrar la resurrección de Jesús —en lugar de celebrar la Pascua bíblica para conmemorar la muerte de Cristo.

Esta rama del cristianismo estableció el método para calcular la Pascua Florida de tal forma que no coincidiera con la Pascua.

Aunque puede ser que ésta no haya sido la motivación principal del cálculo, otros decretos de la Iglesia Católica muestran claramente que el antisemitismo fue una fuerza importante detrás de sus razones para abandonar el culto del sábado y la celebración tradicional anual de la Pascua en el día 14 del primer mes del calendario hebreo (Levítico 23:5). Sus fundadores despreciaban a los judíos y no querían que su religión se pareciera a la de los judíos.

Cómo calculan Pentecostés (Shavuot) la mayoría de los judíos

En el primer siglo, cuando los seguidores de Jesús celebraron Pentecostés y recibieron el Espíritu Santo, la Biblia no menciona ninguna preocupación o desacuerdo acerca de la fecha. Incluso, había múltiples sectas judías —incluyendo los saduceos y los fariseos— que tenían diferentes creencias y prácticas.

Los saduceos, que eran miembros de la secta sacerdotal, estaban a cargo del templo y de la adoración que se realizaba allí. Pero, como explica la Enciclopedia Británica: “Los saduceos y los fariseos estaban en constante conflicto entre sí, no sólo por numerosos detalles del ritual y la ley, más que todo por el contenido y la magnitud de la revelación de Dios al pueblo judío” (“saduceos”).

Además de sus desacuerdos acerca de si podía haber una resurrección, ángeles y espíritu (Hechos 23:8), estas sectas rivales diferían en la forma en que entendían las instrucciones que se encuentran en Levítico 23 para calcular Pentecostés.

La Enciclopedia Judaica dice: “Los saduceos (y más tarde los karaítas) entendían el término ‘sábado’ en estos versículos [Levítico 23:11, 15, 16] literalmente, por lo tanto, para ellos Shavuot siempre cae en domingo” (Vol. 14, p. 1319, “Shavuot”).

Pero después de la destrucción del templo de Jerusalén en el año 70 d.C., las creencias farisaicas se convirtieron en la enseñanza predominante del judaísmo. La forma en que la mayoría de los judíos calcula ahora el Shavuot es contando 50 días a partir del sábado anual de la Pascua (como llaman los judíos al primer día de la fiesta de Panes Sin Levadura). Esto lleva a una fecha fija en el calendario que es el 6 de siván cada año.

Cómo calcula Pentecostés la Iglesia de Dios

La Iglesia de Dios sigue cuidadosamente la instrucción bíblica en Levítico 23:16 de “Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días”.

Ya que la palabra sábado en este versículo se refiere claramente al sábado semanal y no al sábado anual, entendemos que el sábado que viene antes de contar los 50 días debe ser también un sábado semanal —no un sábado anual.

Aquellos que celebran las siete fiestas del Señor y repasan su significado cada año encuentran un significado más profundo en ellas. La Iglesia también tiene en cuenta que, si Dios tenía la intención de que la fiesta de las Semanas, o Pentecostés, como se conoce hoy en día, se celebrara en una fecha fija (6 de siván), podía haber inspirado que esa fecha quedara registrada en las Escrituras. Todos los demás días santos tienen fechas fijas, y Pentecostés podía haber sido designado en una fecha fija también —si esa fuera la intención de Dios.

En lugar de eso, el relato bíblico hace énfasis en que Pentecostés tiene que ser contado cada año. La razón es que el día de la semana en que comienzan los días de los Panes Sin Levadura varía de año en año. Al contar 50 días comenzando con el domingo durante los días de los Panes Sin Levadura (como lo designa la Escritura), siempre llegamos a un domingo.

¿Qué significa Pentecostés para usted?

Aquellos que celebran las siete fiestas del Señor y repasan su significado cada año encuentran un significado más profundo en ellas. De acuerdo con el cálculo bíblico, este año Pentecostés será el 31 de mayo del 2020.

¿Qué significado va a tener Pentecostés para usted este año? Estudie más en nuestro artículo “El milagro y significado de Pentecostés”.

Recuadro: ¿Qué significa Pentecostés para los judíos?

En el judaísmo la fiesta se conoce por su nombre hebreo, Shavuot. Esto significa semanas o sietes, lo que hace alusión a la instrucción de contar 50 días. Esta fiesta tuvo lugar durante la primera cosecha de la tierra, y la tradición judía dice que este día conmemora que Dios les dio a los antiguos israelitas los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí.

Los judíos a menudo leen el libro de Rut en esta época del año. Sus razones para hacerlo “son que el libro tiene lugar en el momento de la cosecha de cebada, que al aceptar Rut la religión de Noemí refleja la aceptación de la Torá por parte de los israelitas en el Sinaí, y que el rey David, que supuestamente murió en esta época del año de acuerdo con la tradición rabínica, se menciona al final de Rut” (“Shavuot 101”, myjewishlearning.com).

 

Recuadro: ¿Qué es el domingo de Pentecostés?

 

El domingo de Pentecostés es el domingo que muchas congregaciones católicas y protestantes celebran como el comienzo de la Iglesia del Nuevo Testamento y el día en que el Espíritu Santo le fue dado a ésta. Desafortunadamente, no siempre lo hacen en la fecha que está autorizada por la Biblia.

Como se dijo anteriormente, la fiesta de las Semanas, o Pentecostés, se determina contando —comenzando con el día después del sábado— “Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano al Eterno” (Levítico 23:15-16).

Ya que el sábado bíblico siempre ha sido y sigue siendo el sábado, el día 50 después de contar siete sábados será siempre un domingo.

Aunque la corriente principal del cristianismo ubica el domingo de Pentecostés en el día correcto de la semana, no sigue la instrucción bíblica de comenzar el conteo de 50 días para Pentecostés con el domingo que cae durante los días de los Panes Sin Levadura. En lugar de eso, la corriente principal del cristianismo comienza el conteo desde la Pascua Florida. Algunos años (como el 2020) estas fechas coinciden, pero muchos años no.

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir