Vida, Esperanza y Verdad

De la edición Septiembre/Octubre 2018 de la revista Discernir

Las películas de zombis: ¿tienen algo bueno?

Tal vez haya entretenimiento sin sentido, pero ¿hay algo bueno en las películas y programas de zombis?

Escuche este artículo
Descargar

Zombis. Pareciera que están a nuestro alrededor —por lo menos en el mundo del entretenimiento. Pero todos sabemos que no existen, ¿verdad?

Nos dicen que son muertos que caminan, muertos vivos, muertos vivientes. Tienen su propia nación Z, y están a punto de desencadenar un apocalipsis sobre el resto de nosotros. ¿Ha tratado usted alguna vez de hallarle sentido a este tema de los zombis?

¿Cómo es que un muerto viviente puede salir de la tumba (o ser infectado con un virus) y convertirse en una amenaza para los vivos? ¿Cómo es que supuestamente se dan un banquete con los cuerpos de los que viven? ¿Cómo es que ellos saben si alguien está vivo o está muerto como ellos? Y, ¿por qué caminan como caminan —con las piernas rígidas y de una forma vacilante? ¿Son las rodillas (y aparentemente también los codos) lo único que deja de funcionar cuando usted es un muerto viviente?

¿Qué sucede finalmente cuando en última instancia ellos se imponen y todos son muertos vivientes?

¿Un sin sentido?

Si usted es como yo, tal vez piense que todo el asunto de los zombis es algo absurdo. ¿La idea de una persona muerta volviendo a la vida? ¡Eso es sencillamente ridículo! Cuando usted está muerto, está muerto, ¿no es así?

¿Acaso la Biblia no lo confirma cuando dice: “…pues polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis 3:19)? ¿Y, “los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben…” (Eclesiastés 9:5)? Eso suena como que los muertos están muertos —y es así.

¿Cuándo es posible lo imposible?

Por otra parte, ¿hay algo bueno en el género zombi? Creámoslo o no, hay algo de verdad detrás de la idea de los zombis —¡los muertos realmente volverán a la vida!

Los seres humanos se han sentido fascinados con el concepto de los muertos que vuelven a la vida, pero lo han encontrado algo imposible. La verdad es que no es imposible para nada cuando el mismísimo Creador de la vida está involucrado.

Dios va a traer de vuelta a los muertos. ¡Él lo ha prometido!

¿Pueden vivir estos huesos?

Cuando él tuvo la visión de los huesos de miles de personas muertas, al profeta Ezequiel le preguntó el Creador de la vida: “Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos?”.

Ezequiel respondió: “Señor, Eterno, tú lo sabes” (Ezequiel 37:3). Muchos darían la misma respuesta hoy porque realmente no tienen idea de si un muerto puede volver a vivir. ¿No es esto el tema de las historias de los zombis y Frankenstein? Los muertos volviendo a la Tierra de los vivientes puede ser diversión para algunos, pero semejante creencia no tiene ninguna conexión para la mayoría de las personas y su vida diaria.

¿Qué sucede con usted? Tal vez se sorprenda al saber que la Biblia mencione con cierta frecuencia que los muertos volverán a vivir. Usted, como muchos otros, tal vez no sepa que Jesucristo nunca habló de un alma inmortal que va al cielo cuando usted muere, pero en vez de ello dijo: “No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación” (Juan 5:28-29).

Sí, ¡Jesús enseñó que los seres humanos serían vueltos a la vida después de estar durmiendo en la muerte!Sí, ¡Jesús enseñó que los seres humanos serían vueltos a la vida después de estar durmiendo en la muerte!

Los apóstoles creyeron lo que Jesús dijo y por lo tanto enseñaron lo mismo. Pablo le declaró a Félix, el gobernador romano: “Teniendo esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos” (Hechos 24:15).

Resurrección literalmente significa “volver a estar de pie otra vez”. Ya que la persona muerta no puede estar de pie (ni siquiera con las rodillas y los codos paralizados), resurrección significa ser levantado de la muerte y estar vivo de nuevo.

A pesar de los mejores esfuerzos del doctor Frankenstein, volver a la vida a un muerto es imposible cuando los seres humanos son el máximo poder involucrado. Pero cuando el Creador está involucrado, los muertos pueden —y podrán— ser vueltos a la vida, no importa que hayan sido enterrados, cremados o se hayan perdido en el mar.

Un engaño

Es triste decirlo, pero lo que las películas de zombis describen es una resurrección falsa a alguna clase de condición cercana a la muerte en la que los muertos vivientes atacan y atemorizan, matan y destruyen. Estas ideas erróneas desafortunadamente pueden hacer que las mentes de las personas tengan un prejuicio contra las buenas noticias acerca de que los muertos, de hecho, volverán a la vida. Pero no en la condición de en parte muertos, en parte vivos. La verdad de su Biblia es muy diferente.

Cómo entender el misterio

Esta asombrosa verdad está oculta para tantas personas que la Biblia la llama un misterio (1 Corintios 15:51). Actualmente este misterio es entendido por muy pocos, aunque lo pueden ver aquellos que tengan ojos para ver.

Nos gustaría que usted llegara a entender este misterio. Su Biblia claramente enseña que un grupo: “…los muertos serán resucitados incorruptibles” (1 Corintios 15:52). Hay una resurrección, bien sea a vida física o a vida inmortal, ¡en el futuro!

Más de una

Los lectores perspicaces habrán notado que tanto en las palabras de Jesús y de Pablo citadas anteriormente, hay una enseñanza de por lo menos dos ocasiones distintas de resurrección de la muerte. Habrá una primera resurrección —de los justos, aquellos que hayan sido justificados— y una segunda resurrección —de los injustos, aquellos que no hayan sido perdonados todavía. Note que ya que “todos pecaron” (Romanos 3:23), justos se refiere a aquellos que se han arrepentido, han sido perdonados y han vivido fielmente.

Si la enseñanza bíblica de las resurrecciones de la muerte es nueva para usted, por favor lea nuestro artículo: “Resurrecciones: ¿qué son?”.

Pablo elaboró acerca de esta primera resurrección a una vida espiritual. “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad” (1 Corintios 15:52-53). No tenemos inmortalidad ahora, pero la tendremos en ese momento.

Ezequiel nos instruye acerca de la segunda resurrección, a vida física, para aquellos que hayan sido injustos. “Así ha dicho el Eterno el Señor a estos huesos; He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy el Eterno” (Ezequiel 37:5-6).

No son zombis medio muertos, sino nuevas vidas en plenitud de condiciones, listos para lo que Dios tiene planeado para ellos.

Una de las claves en este pasaje es: “y sabréis que yo soy el Eterno”. De esto aprendemos que estos injustos que vuelven a vivir en esta segunda resurrección no han conocido realmente al Dios verdadero durante su primera vida. Ahora ellos tendrán la oportunidad de hacerlo.

Celebraciones de una nueva vida

La primera resurrección es una parte tan importante del plan de Dios que Él nos la recuerda en una celebración anual. Se llama la Fiesta de Trompetas. En este día celebramos y anticipamos lo que Jesucristo hará en el futuro cercano. La Fiesta de Trompetas anticipa su regreso y con él, la primera resurrección.

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (1 Tesalonicenses 4:16).

Los muertos en Cristo —cristianos que están muertos— están en sus tumbas esperando el llamado que los despertará con la última trompeta. No serán zombis, sino gloriosos, poderosos seres espirituales porque “…sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es” (1 Juan 3:2). Pablo añade: “…traeremos también la imagen del celestial” (1 Corintios 15:49).

Apocalipsis 20:4 nos habla de aquellos resucitados cuando Él regrese: “…y vivieron y reinaron con Cristo mil años”. Este reinado de mil años es representado por otro festival bíblico, la Fiesta de Tabernáculos.

Pero hay además otro día santo en la Biblia —llamado el Octavo Día o el Último Gran Día— que anuncia otra resurrección, la resurrección de aquellos que no eran “muertos en Cristo”. Éstos son “el resto de los muertos”, que no “volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años” (v. 5). ¿Qué sucede cuando ellos resucitan?

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras” (Apocalipsis 20:11-12).

Los injustos que no conocieron a Dios ahora tendrán la oportunidad de llegar a conocer a Dios y volverse justos. Los libros de la Biblia y el Libro de la Vida, anteriormente cerrados para ellos, les serán ahora abiertos.

Dios lo explicó de esta forma a Ezequiel: “Y sabréis que yo soy el Eterno, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo el Eterno hablé, y lo hice, dice el Eterno” (Ezequiel 37:13-14).

Si usted no está familiarizado con estas celebraciones anuales, que la Biblia llama días santos, lo invitamos a leer: “Trompetas, Expiación, Tabernáculos y el Último Gran Día”. Búsquelos en su propia Biblia y pídale a Dios que le abra la mente para que pueda entender lo que la Biblia nos dice que hagamos.

Una realidad futura

No, los zombis no van a venir gateando —ni caminando rígidamente— fuera de la tumba para comenzar un apocalipsis. Todo esto es claramente ficción y una distorsión de la verdad de Dios.

Pero hay una realidad que vendrá —una resurrección real de los muertos— que le dará a cada ser humano ¡la oportunidad de caminar en vida eterna! 

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.