Vida, Esperanza y Verdad

El libro de Apocalipsis

Para muchas personas Apocalipsis es el libro más misterioso y enigmático en toda la Biblia. ¿Cuál es el propósito de Apocalipsis? ¿Qué significa?

La palabra “apocalipsis” viene de la palabra griega apokalupsis, la cual es usada en el primer versículo. Esta palabra significa una “declararación” o “revelación”, y se refiere a algo que se deja al descubierto. Por lo tanto el nombre del libro significa “declarar”, “revelar” o “poner al descubierto”.

Como parte de las Escrituras, el libro de Apocalipsis fue inspirado por Dios (2 Timoteo 3:16). Por lo tanto, este libro contiene información que Dios desea revelar o declarar a la humanidad y no esconderla de nosotros.

Al examinar Apocalipsis más cuidadosamente, vemos que el mismo libro explica su propósito y de que se trata. Aquí hay algunas preguntas básicas y respuestas que el libro de Apocalipsis responde por sí mismo:

1. ¿Quién es el autor del libro de Apocalipsis? “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio… y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan” (Apocalipsis 1:1, énfasis añadido). Dios el Padre es el autor, y Jesús es quien dio la revelación a un ángel para que se la diera a Juan. No es —como algunas traducciones de la Biblia pueden decir en el subtítulo— la revelación de Juan. Juan fue simplemente la persona que registró el mensaje.

2. ¿Por qué —y a quién— dio Jesucristo esta revelación? La primera frase de este versículo continúa: “…para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto” (Apocalipsis 1:1).

¿Y quiénes son los siervos de Cristo? “y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos” (Apocalipsis 11:18). Los profetas de Dios han vivido tanto en los periodos del Antiguo como del Nuevo Testamento de la Biblia. Los “santos” son aquellos que han obedecido y servido a Dios a lo largo de la historia, y quienes además son parte de la Iglesia de Jesucristo del Nuevo Testamento. Así vemos que Jesucristo reveló el mensaje en el libro de Apocalipsis para mostrar a sus fieles y a sus siervos obedientes los acontecimientos que ocurrirán en el futuro.

La palabra “pronto” en el versículo 1 literalmente significa “en apuro” o “rápidamente”. En otras palabras, cuando estos eventos empiecen a suceder, ocurrirán de una manera rápida.

3. ¿A quién dictó o transmitió Jesucristo este mensaje, con la responsabilidad de comunicárselos a los siervos de Jesucristo? “Y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan” (Apocalipsis 1:1).

Cristo también es llamado “el Verbo” de Dios (Juan 1:1); esto es, Él habla no sólo de sí mismo, sino que también da testimonio acerca de Dios el Padre. La palabra “ángel” en Apocalipsis 1:1 es traducida de la palabra griega angelos, que significa “mensajero”, y puede significar un espíritu o un mensajero humano. En este caso, se refiere a un ser espiritual. Como lo explica el último capítulo: “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana” (Apocalipsis 22:16).

Esta revelación fue “declarada” —revelada o dado a conocer— al apóstol Juan, como el agente humano de Cristo responsable de transmitir el mensaje a los siervos de Cristo en la Tierra. Era alrededor del año 94 o 95 d.C. cuando Juan recibió esta revelación mientras estaba en la isla de Patmos (Apocalipsis 1:9).

4. ¿A quién dirigió Juan primeramente esta carta? “Juan, a las siete Iglesias que están en Asia” (Apocalipsis 1:4). Jesucristo después le dijo a Juan: “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea” (Apocalipsis 1:11).

Estas siete ciudades estaban todas ubicadas en la ruta del correo imperial del primer siglo, y había una Iglesia de Dios en cada una de estas ciudades. Sin embargo éstas no eran las únicas congregaciones, había congregaciones de la Iglesia de Dios en muchas otras ciudades también, así que aparentemente estas siete iglesias fueron escogidas para representar a todos los siervos y congregaciones de Cristo. Después vemos en los capítulos 2 y 3 que Jesucristo tiene un mensaje personalizado para cada una de estas siete Iglesias, antes de que empiece la revelación en sí, de los acontecimientos del tiempo del fin.

La historia de la Iglesia de Dios a través de los siglos es una historia fascinante; pero para poder condensar lo que vemos en estos dos capítulos, Jesucristo escogió cada Iglesia sucesivamente (utilizando el mismo orden de la ruta del correo imperial) por sus características específicas que también serían las características predominantes de toda su Iglesia en un momento específico del tiempo. Estos periodos de tiempo o eras de desarrollo de la Iglesia, empiezan con las características de la Iglesia de Éfeso en el primer siglo, y continúa hasta las características de Laodicea en el tiempo del fin, previo al regreso de Jesucristo.

Otro punto importante para tener en cuenta acerca de estas siete Iglesias, es que los problemas que los miembros de cada congregación estaban enfrentando, son similares a los problemas que han enfrentado los miembros de la Iglesia a través de la historia. Cristo claramente le dice a cada Iglesia: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7). No importa en qué época se encuentre, el pueblo de Dios debe escuchar y obedecer las instrucciones y advertencias de Cristo que se mencionan en cada mensaje a las Iglesias.

5. ¿Cómo está dividido el libro de Apocalipsis? ¿Hay acaso en el libro algún orden lógico o diseño, capítulo por capítulo, que nos ayude ver algún tipo de configuración? ¡De hecho sí! Cuando estudiamos los temas más importantes presentados en un resumen esquemático, podemos entender la visión general que Jesucristo quiere revelar en el libro. De esta manera, podemos ver que los contenidos del libro se pueden dividir temáticamente. La información de Apocalipsis fue escrita en orden cronológico en su mayor parte, con unas pocas excepciones, donde se presenta información adicional desde una perspectiva histórica.

El libro empieza con los mensajes de Jesucristo a las siete Iglesias (capítulos 1-3). Después, vemos que un libro es presentado a Jesucristo en el cielo (capítulos 4-5). Este libro o rollo, escrito por dentro y por fuera, está sellado con siete sellos (Apocalipsis 5:1) y contiene detalles de lo que va a ocurrir antes y después de la venida de Jesucristo. Vemos que Jesucristo mismo es el único digno de abrir los siete sellos del libro, el que revela su contenido.

Imagínese un largo rollo de papel, con un sello adhesivo tan fuerte que no le permite desenrollarlo. Si usted abre el sello, puede ver lo que está escrito en el papel, leerlo y desenrollarlo hasta que llegue al segundo sello. Por supuesto, el primer sello todavía está abierto cuando usted abre el segundo sello. Esto es clave para entender el libro. ¡Los sellos son consecutivos y cronológicos; y cuando un sello es abierto, se mantiene abierto hasta el final!

6. De qué se tratan estos siete sellos en el rollo? Los sellos revelan detalles acerca de los principales acontecimientos que van a ocurrir antes y después de la venida de Jesucristo. En resumen, los seis primeros sellos incluyen seis caballos simbólicos (a veces se les llama “los cuatro jinetes del Apocalipsis”), la gran tribulación, y las señales celestiales. Aunque el cumplimiento de estos cuatro primeros sellos se ha venido dando desde la época de Jesucristo, estos eventos van a intensificarse antes del regreso de Jesucristo. La gran tribulación, y las señales celestiales todavía están por ocurrir. Para ayudarle a visualizar cómo el contenido de este libro, incluyendo los siete sellos, las siete trompetas y las siete plagas son presentados por Jesucristo, vea el diagrama de abajo.

7. ¿Hay un tema predominante en el libro de Apocalipsis? Sí lo hay. De hecho podemos verlo cuando analizamos el resumen del libro. Fíjese como los seis primeros sellos son todos abiertos en el capítulo 6. ¡Después observe que el séptimo sello, el cual contiene las siete trompetas, empieza a ser abierto en el capítulo 8, y continúa hasta el final del libro! Así vemos que el séptimo sello constituye el tema predominante de Apocalipsis. (Para una explicación acerca de los primeros cuatro sellos, vea “los cuatro jinetes del Apocalipsis”).

El séptimo sello también es conocido como “el Día del Señor”. Podemos ver que los eventos que forman parte de este sello están explicados en otras profecías registradas en Isaías 2:12; Isaías 13:6, 9; Ezequiel 30:3; Joel 1:15; Joel 2:1, 11, 31; Abdías 1:15; Sofonías 1:7-8, 14; Zacarías 14:1; Hechos 2:20; y 2 Pedro 3:10.

Juan también dice en sus comentarios preliminares que él estaba “en el espíritu en el día del Señor” (Apocalipsis 1:10). “En el espíritu” quiere decir visiones en espíritu (que no son humanas) de Cristo, a través de las cuales Él le transmitía esta información a Juan. La expresión “en el día del Señor” también se puede traducir (de las palabras griegas originales) como “en [dentro de] el día del Señor”.

Cuando analizamos el tema predominante del libro —el séptimo sello, también conocido como “el Día del Señor”— es importante reconocer que la humanidad ha tenido su “día” —siguiendo sus propios caminos, apartada de Dios— por miles de años hasta el presente. Y Dios ha dado un paso atrás, permitiendo que el hombre construya sus propias civilizaciones y haga lo que le parezca en la tierra, sin intervenir la mayoría del tiempo.

Pero el día llegará cuando Dios va a intervenir a escala global y así empezar a reinar, y establecer su Reino sobre la Tierra. Y entonces será su día (del Señor), y ya no más el día del hombre para hacer lo que le parezca.

Vemos entonces que ese día de Dios —“el Día del Señor”— va a empezar después de que el sexto sello concluya. ¡Dios finalmente va a estar personalmente involucrado a partir de ese momento, hasta el regreso de Jesucristo a esta Tierra! ¡Y su gobierno regirá sobre esta Tierra por 1.000 años (el “Milenio”, Apocalipsis 20:4, 6), y luego hasta el juicio del gran trono blanco (Apocalipsis 20:11-15), el advenimiento de la nueva Jerusalén sobre esta Tierra (Apocalipsis 21), y por toda la eternidad!

8. ¿Cuáles son las siete trompetas de Apocalipsis? Como hemos visto en el resumen y la tabla cronológica del libro, las siete trompetas son parte del séptimo sello. Recuerde que el séptimo sello también es llamado “el Día del Señor”, el cual empezará cuando Cristo gradualmente tome el control de la Tierra.

Las siete trompetas realmente son las diferentes etapas de las plagas y guerras, durante las cuales

Jesucristo progresivamente administra juicios sobre una humanidad obstinada y rebelde. Pero aún después de ser castigados, todavía habrá una tendencia a no querer arrepentirse. “Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aún así se arrepintieron” (Apocalipsis 9:20). Y así Dios los castiga más severamente, con más plagas. “Y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria” (Apocalipsis 16:9). De nuevo, Dios manda castigos, y nuevamente el ser humano rehúsa a arrepentirse. “Y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras” (v. 11).

9. ¿Cuáles son las siete plagas de Apocalipsis? Estas plagas son parte de la séptima trompeta. Por favor refiérase al diagrama de abajo.

10. ¿Qué desea Jesucristo que hagamos con esta información que Él ha revelado? “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro” (Apocalipsis 22:7).

Las instrucciones que Cristo dio en sus cartas a las siete Iglesias y también en el resto del libro, contienen exhortaciones a que nos mantengamos fieles y obedientes a Dios sin importar la presión para hacer lo contrario (incluso “hasta la muerte”: Apocalipsis 2:10; Apocalipsis 12:11), a vencer (Apocalipsis 2:7, 11, 17, 26; Apocalipsis 3:5, 12, 21; Apocalipsis 21:7), a arrepentirse (del pecado al quebrantar las leyes de Dios: Apocalipsis 2:5, 16; Apocalipsis 3:3, 19), a guardar los mandamientos de Dios (Apocalipsis 12:17; Apocalipsis 14:12; Apocalipsis 22:14), a apartarse de los caminos de este mundo (representados por “Babilonia”: Apocalipsis 18:4-5), y a nunca transigir con la obediencia y fidelidad a Dios (Apocalipsis 20:4).

¡En otras palabras, una de las razones por las que Cristo ha revelado a sus siervos lo que va a ocurrir antes de su venida para establecer el Reino de Dios, es recordarles a sus siervos fieles lo que necesitan hacer para poder estar en su Reino!

Resumen de los acontecimientos de Apocalipsis

Capitulo 1 Introducción
Capitulos 2-3 Mensajes a las siete Iglesias
Capitulos 4-5 Cristo es proclamado digno de abrir los sellos
Capitulo 6 Los seis primeros sellos son abiertos
Capitulo 7 Dos grupos son sellados
Capitulo 8-9 El séptimo sello, que incluye las siete trompetas
Capitulo 10 Declaración de un ángel
Capitulo 11 Los dos testigos
Capitulo 12 La verdadera Iglesia a través del tiempo
Capitulo 13 Las dos bestias
Capitulo 14 Los 144.000 y los mensajes de los tres ángeles
Capitulo 15-16 La séptima trompeta, que incluye las siete plagas
Capitulo 17-18 Juicio de la iglesia falsa y la bestia
Capitulo 19 Cristo regresa a la tierra
Capitulo 20 Los mil años, las resurrecciones, el lago de fuego
Capitulos 21-22 La Nueva Jerusalén sobre una tierra nueva

Para un estudio adicional, asegúrese de leer los artículos relacionados con los temas y eventos que se encuentran en “El Apocalipsis”.

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.