Vida, Esperanza y Verdad

Un misterio, BABILONIA LA GRANDE

En Apocalipsis 17 leemos acerca de “un misterio: BABILONIA LA GRANDE” llamada “LA MADRE DE LAS RAMERAS”. ¿Qué es, quién es, existe un mensaje de advertencia para nosotros hoy?

La frase “un misterio: BABILONIA LA GRANDE” aparece sólo una vez en la Biblia, en Apocalipsis 17:5: “un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”.

¿Qué es, un misterio: BABILONIA LA GRANDE?

¿Quién o qué es este misterio que está escrito en letras mayúsculas en muchas traducciones de la Biblia? ¿La palabra de Dios revela la respuesta?

La palabra del griego, mysterion, significa “un misterio divino o alegoría que es revelada ahora” (Comentario bíblico del expositor, Vol. 12, p. 556). Por lo tanto, el pasaje de Apocalipsis 17 es una revelación del misterio acerca de una entidad de los tiempos del fin, a la que también se hace referencia en otras partes del libro de Apocalipsis como la “gran Babilonia” (16:19) y “Babilonia la grande” (18:2).

Este articulo va a analizar los siguientes interrogantes acerca de “un misterio: BABILONIA LA GRANDE”:

  • ¿Qué simboliza una ramera o una prostituta en la Biblia?
  • ¿Por qué una mujer representa a la Iglesia fiel?
  • ¿Quién es exactamente el misterio de Babilonia?
  • ¿Por qué le dicen al misterio de Babilonia la madre de las rameras?
  • ¿Por qué se le conoce también como la madre de todas las abominaciones de la Tierra?
  • La caída de Babilonia la grande
  • Las advertencias de Jesús para nosotros

La revelación de Jesucristo, no una interpretación personal

El error que algunas personas cometen es que leen su propia interpretación en las escrituras, particularmente cuando se trata de profecía. El apóstol Pedro dijo: “entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada” (2 Pedro 1:20).

Esta escritura menciona un punto muy importante: debemos dejar que la Biblia se explique a sí misma y a sus símbolos.

También debemos recordar el primer versículo de Apocalipsis, el cual dice: “La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan” (Apocalipsis 1:1).

Esto deja muy claro que no es un escrito personal u opinión de Juan, sino la revelación de Jesucristo.

¿Qué simboliza una ramera o una prostituta en la Biblia?

La explicación de Cristo acerca de Babilonia la grande comienza en Apocalipsis 17:1: “Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas”.

Esta “gran ramera” está a punto de recibir sentencia por parte de Jesucristo debido a sus muchos pecados. También es llamada “LA MADRE DE LAS RAMERAS” (v. 5), dando a entender que las demás rameras provienen de ella. La explicación de las “aguas” en las que está sentada la ramera (de las que hace mención el versículo 1) están en el versículo 15: “son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas”.

En el capítulo 17, esta Babilonia es llamada ramera cuatro veces (vv. 1, 5, 15, 16). Seis veces es llamada “mujer” (vv. 3, 4, 6, 7, 9, 18).

¿Cuál es el simbolismo de una “ramera” en la Biblia?

Con frecuencia, en la Biblia se utiliza a una ramera o prostituta para representar simbólicamente la infidelidad religiosa hacia el verdadero Dios. Vemos muchos ejemplos de cómo Dios utiliza esta imagen en el Antiguo Testamento:

  • En Éxodo 34:15-16 Dios le advierte a Israel que no “fornique” al adorar y hacer sacrificios a dioses falsos.
  • En Jueces 2:17 Dios se refiere a como el pueblo “fueron tras dioses ajenos, a los cuales adoraron” durante el periodo de los jueces.
  • En 1 de Crónicas 5:25 leemos que algunas tribus del reino del norte de Israel “se rebelaron contra el Dios de sus padres, y se prostituyeron siguiendo a los dioses de los pueblos de la tierra”. Esto hizo que fueran enviados en cautiverio a Asiria (v. 26).
  • En Oseas 1:2 Dios le revela al profeta Oseas que “la tierra fornica apartándose del Eterno”. (Lo invitamos a ver Oseas 2:4-5.)
  • Mas adelante en Jeremías 3:8-9, Dios dijo que Judá siguió el ejemplo del Reino del norte de Israel: “pero no tuvo temor la rebelde Judá su hermana, sino que también fue ella y fornicó. Y sucedió que por juzgar ella cosa liviana su fornicación, la tierra fue contaminada, y adulteró con la piedra y con el leño”. Dios consideraba su adoración a las imágenes talladas en piedra y a los árboles (vea Jeremías 10:1-5) como adulterio nacional.

Las escrituras anteriores dejan muy clara la definición de prostitución espiritual de la Biblia: adoptar las falsas prácticas de adoración de las religiones paganas.

Sin embargo, en Apocalipsis 17, la ramera no se identifica con Israel —sino con Babilonia. Esto muestra que Apocalipsis 17 está hablando de una entidad religiosa gentil. En la Biblia, Babilonia es un símbolo de desafío en contra de Dios —que se remonta hasta la Torre de Babel (Genesis 11).

Por lo tanto, el simbolismo de una prostituta en Apocalipsis representa un sistema religioso pecador y caído —que le es infiel a Dios y a su palabra. Esta mujer contrasta con la que se describe en Apocalipsis 12, la cual es fiel a Dios.

Para aprender más acerca del significado de la prostituta de Babilonia en la profecía, lo invitamos a leer “Apocalipsis 17: ¿quién es la mujer vestida de escarlata?”.

La Iglesia fiel también está representada por una mujer

Para identificar a la gran ramera de Babilonia en Apocalipsis 17, tenemos que analizar su contraparte. A lo largo del Nuevo Testamento, la fiel Iglesia de Dios esta representada por una imagen que contrasta —una virgen casta y pura.

En 2 de Corintios 11:2 Pablo llama a la Iglesia en Corinto como una “virgen pura” que será “presentada a Cristo”. En este versículo, Pablo se refiere a la Iglesia de Dios en Corinto como una mujer justa y pura que se va a convertir en la esposa de Cristo.

El apóstol Juan utilizó una descripción similar en 2 Juan 1:1, el término que escogió fue “señora elegida [significa escogida]” refiriéndose a la Iglesia. En el versículo 5 vuelve a usar el mismo término. En el versículo 13, la frase “tu hermana, la elegida” se refiere probablemente a una congregación vecina. En estos tres versículos, Juan utiliza el simbolismo de una mujer “elegida” para referirse a la Iglesia.

En Apocalipsis 12:13-14 vemos a una “mujer” justa que es perseguida por Satanás, pero es llevada al desierto para su protección en los tiempos del fin. En el versículo 17, Satanás sale a “hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”. Esta mujer es la Iglesia que Jesús edificó (Mateo 16:18).

En resumen, la Biblia utiliza a una mujer casta y fiel para representar la Iglesia de Dios y a una prostituta para representar la desobediencia a Dios, o a la iglesia falsa.Estas escrituras describen a la fiel Iglesia de Dios (fundada por Jesucristo) como una mujer casta. Así como una mujer casta es pura y es fiel a Dios y a su futuro esposo, la verdadera Iglesia permanece pura en la doctrina y es fiel a Dios el Padre y a Jesucristo.

En resumen, la Biblia utiliza a una mujer casta y fiel para representar la Iglesia de Dios y a una prostituta para representar la desobediencia a Dios, o a la iglesia falsa.

¿Quién es: un misterio Babilonia?

Ahora que entendemos que la ramera de Apocalipsis 17 representa a la iglesia falsa, veamos que mas dice Apocalipsis 17 acerca de ella.

Tiene influencia mundial. Ya vimos que ella está “sentada sobre muchas aguas” (v. 1), refiriéndose a su influencia sobre muchas personas alrededor del mundo. Apocalipsis 17:2 continúa: “con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”.

Esta entidad religiosa no sólo influencia a personas del común, tiene antecedentes de haber influenciado a lideres políticos. La afirmación de que las personas se han “embriagado” con ella, se refiere a la confusión espiritual causada por sus falsas enseñanzas y prácticas.

Tiene una historia de persecución. Apocalipsis 17:6 dice: “Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro”. Esto describe una persecución religiosa directa en contra de los santos de Jesucristo.

Ella “cabalga” sobre un poderoso sistema político. El siguiente versículo dice: “Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae”. Este versículo revela que esta mujer cabalga sobre una bestia política. Esta bestia política está descrita en los versículos 8-17. También se menciona en Apocalipsis 13:3-8 y Daniel 7:7-8, 19-25.

Teniendo en cuenta todas las evidencias bíblicas, muchos estudiantes de historia y de la Biblia concluyen que la mujer de Apocalipsis 17 representa a la Iglesia Católica Romana, que dirige al Sacro Imperio Romano a una gran persecución y martirio en contra de los cristianos que guardan las enseñanzas de Jesús y sus apóstoles.

Los cristianos que continuaban guardando el sábado y las fiestas de Dios, como la Pascua, eran vistos como opositores a los cambios hechos por la iglesia establecida. Esta iglesia calificó a los fieles cristianos como herejes porque se rehusaron a quedar bajo su autoridad y a practicar sus enseñanzas, las cuales incluían guardar celebraciones y costumbres paganas como el domingo, la Pascua Florida y Navidad.

Ubicada en una ciudad con influencia mundial. En Apocalipsis 17, se nos dice el lugar donde está ubicada Babilonia la grande. “Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra” (v. 18, énfasis añadido). Cuando Juan escribió esto a finales del siglo primero, sólo había una ciudad en la Tierra que gobernaba sobre los reyes de la Tierra —ésa era Roma.

Por supuesto, la Iglesia Católica Romana está completamente conectada con la gran ciudad de Roma. Lleva el nombre de la ciudad en su propio nombre, enseña que Roma es la ciudad más importante de la cristiandad y continúa teniendo su sede en esa ciudad hoy en día. (La ciudad del Vaticano, ubicada en Roma, técnicamente es la nación soberana más pequeña del mundo.)

En contraste, la mujer fiel en Apocalipsis 12 no reinó sobre ningún rey de la Tierra, y comenzó en Jerusalén.

Para estudiar mas acerca de esta iglesia falsa, lo invitamos a ver los artículos “¿Qué representa Babilonia?” y “Apocalipsis 17: ¿quién es la mujer vestida de escarlata?”.

La madre de las rameras

En Apocalipsis 17:5 a este sistema religioso se le llama: “LA MADRE DE LAS RAMERAS”. Esto significa que esta gran iglesia ha dado a luz a otras iglesias falsas más pequeñas. El hecho de que también sean llamadas “rameras” significa que también son infieles a las enseñanzas de Dios en la Biblia. Una vez que hemos identificado a esta iglesia falsa, no es difícil identificar a sus hijas.

Ella es la madre de todas esas iglesias que se han separado de ella, pero que continúan enseñando muchas de las falsas doctrinas y prácticas que se originaron con ella hace siglos (Apocalipsis 17:5).

La Iglesia Católica Romana ha tenido dos grandes cismas a través de la historia. La primera fue “El Gran Cisma” de 1054, cuando las iglesias del oriente se separaron de Roma y se convirtieron en las Iglesias Ortodoxas del Oriente. La segunda fue la Reforma Protestante del siglo XVI, lo que dio origen a la creación de nuevas denominaciones a lo largo de Europa y el mundo en general.

Aunque hoy en día existen cientos de denominaciones cristianas, la mayoría tienen sus raíces en Roma a través del Gran Cisma o la Reforma Protestante.

Casi todas ellas continúan enseñando y practicando muchas de las falsas doctrinas que se originaron en la Iglesia Romana (tener el domingo como día santo, enseñar la trinidad y celebrar fiestas basadas en el paganismo).

Las abominaciones de la tierra

“Un misterio: BABILONIA LA GRANDE” no sólo es llamada “LA MADRE DE LAS RAMERAS”. En el mismo versículo también se le llama la madre de “de las abominaciones de la tierra”. El versículo anterior dice que la mujer tiene “en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación” (v. 4). ¿Por qué utiliza Jesús un lenguaje tan fuerte en contra de esta iglesia?

La respuesta se puede encontrar en lo que Jesús les dijo a los fariseos, “porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación” (Lucas 16:15).

Esta mujer, “tenida por sublime” ante los ojos de muchas personas en este mundo, “delante de Dios es abominación” por haber pervertido la verdad de Dios y enseñarles a las personas a adorar a Dios de unas formas en que Él nunca pretendió ser adorado y creer en doctrinas que Jesús nunca enseñó.

La caída de Babilonia la grande

Jesucristo le dice a Juan a través del ángel: “Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera” (Apocalipsis 17:1). El juicio final se revela en el próximo capitulo, y dice: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible” (Apocalipsis 18:2).

Curiosamente, Dios le inspiró al profeta Isaías para que utilizara un lenguaje similar para describir la caída del Imperio Babilónico (Isaías 21:9; 47:9). Este gobierno civil, que también obligó al pueblo a practicar una falsa adoración religiosa (Daniel 3:1-6), fue un precursor o un tipo del falso poder religioso que también es llamado Babilonia en Apocalipsis 17-18.

Cuando Dios emita su juicio en contra de Babilonia la grande —la poderosa iglesia falsa— durante los tiempos del fin, será rápido. Como dice la escritura, tendrá lugar “en un solo día” (Apocalipsis 18:8) y “en una hora” (vv. 10, 17, 19) de ese día. “Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada” (v. 21).

Será la venganza de Dios por todos sus santos que fueron martirizados por ella a lo largo de los siglos (vv. 20, 24).

Un juicio con una advertencia

Jesucristo nos da una advertencia en su juicio contra la mujer y la sociedad impía que va a existir en los tiempos del fin. Juan escribe: “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas” (v. 4). Esta advertencia tiene dos lecciones importantes para nosotros.

Primero, tenemos que apartarnos completamente de todas las doctrinas y prácticas que no están de acuerdo con la Palabra de Dios —la Biblia. Como cristianos se nos exhorta a “que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3). Esto significa seguir las doctrinas y las enseñanzas de la mujer fiel de Apocalipsis 12.

Segundo, los cristianos no deben volver a las falsas doctrinas y enseñanzas de esa mujer falsa una vez han salido de ella. Los cristianos han cometido ese error de transigir y regresar a las falsas doctrinas en el pasado, y la Biblia indica que algunas personas van a cometer ese error de nuevo en el futuro (Apocalipsis 2-3). Los cristianos no pueden adorar a Dios “en espíritu y en verdad” si mezclan o regresan a las falsas doctrinas.

Jesucristo le ha revelado al lector quien es “BABILONIA LA GRANDE”. Ya no es un misterio. ¿Va a prestar atención al llamado de su Salvador, para “salir de ella” y no recibir el castigo destinado para ella y todos aquellos que sigan sus falsas enseñanzas?

Para estudiar más acerca de Babilonia, lo invitamos a leer el artículo “¿Qué representa Babilonia?”.

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir