Por dónde comenzar la lectura de la Biblia

La Biblia es un libro grande llena de historias, consejos, promesas, buenas noticias, como hacer cosas, cartas, poemas —todas para enseñarnos cómo vivir ahora y para siempre. ¿Por dónde debemos comenzar?

No queremos dar una impresión equivocada con el nombre de este artículo: “Por donde comenzar la lectura de la Biblia”. Por eso quisiéramos primero hacer una aclaración: no existe ningún lugar incorrecto para comenzar a leer la Biblia. Pero si hay un momento equivocado: más tarde o nunca.

La Biblia es tan valiosa, tan importante —transforma vidas— que nos emociona que usted haya decidido comenzar a leerla. Nos alegra que usted quiera saber por dónde comenzar a leer la Biblia.

Este artículo se centra en cuatro enfoques generales para empezar a leer la Biblia:

  1. Desde el principio
  2. Desde el principio del Nuevo Testamento
  3. Con un programa de lectura de la Biblia
  4. Con un estudio por temas

1. Desde el principio 

La parte más lógica para empezar a leer cualquier libro es desde el principio. ¡Dios presenta los personajes principales, temas y la trama en las primeras páginas! Muchas de las historias más famosas de la Biblia están en el primer libro de la Biblia, Génesis. Entre éstas tenemos las siguientes:

Consejos:

  • No se confunda con las genealogías. Al principio está bien si sólo lee por encima esta parte. Es mejor tener una visión en conjunto y concentrarse en las historias y las instrucciones.
  • Trate de imaginarse que hubiera hecho si le hubiera tocado enfrentar las situaciones que los personajes de la Biblia enfrentaron. A pesar de que las costumbres antiguas y condiciones de vida eran muy diferentes, la naturaleza humana no ha cambiado. ¿Habríamos tomado las decisiones correctas y habríamos actuado justamente?

Recursos: los artículos en línea y blogs a continuación, le darán información de fondo muy útil.

2. Desde el comienzo del Antiguo Testamento

¿Qué podría ser más importante que estudiar la vida y las enseñanzas de Jesucristo nuestro Rey y Salvador? Los cuatro Evangelios —Mateo, Marcos, Lucas y Juan— dan comienzo al Nuevo Testamento, y todos nos dan una perspectiva detallada del Dios que vino a la Tierra como ser humano.

Consejos:

  • Aunque todas las palabras de la Biblia son inspiradas, deberíamos prestar especial atención a las palabras de Jesucristo.
  • Analice todas las citas del Antiguo Testamento. Ellas demuestran que la Biblia es un todo, un conjunto, aun teniendo en cuenta que fue escrita a lo largo de 15 siglos y por 40 autores aproximadamente.
  • Ponga en práctica lo que va leyendo. Deberíamos poner atención cuando Jesucristo nos dice como tratar a nuestros enemigos, cómo orar y cuáles deben ser nuestras prioridades en la vida (Mateo 5:43-48; 6:9-13, 33).

Recursos: los artículos en línea a continuación dan información de fondo muy útil:

3. Con un programa de lectura de la Biblia

Existen muchos programas de lectura de la Biblia, y algunos de los más populares son los programas de lectura de la Biblia en un año. Estos programas normalmente están diseñados para ofrecer variedad al hacer que los lectores lean diferentes libros del Antiguo y Nuevo Testamento a diario o semanalmente. Si le gusta la variedad y disfruta leyendo varios libros al mismo tiempo de manera estructurada, este puede serle útil.

Consejos:

  • No lea sólo con el propósito de terminar rápido. Leer la Biblia en un año es una meta admirable, pero apartar tiempo para pensar en lo que está leyendo es muy importante también.
  • No sienta que debe entender todo al principio. Si usted es nuevo en la lectura de la Biblia y no está familiarizado con la historia y las costumbres, entienda que no todo va a estar tan claro. Usted puede escribir sus preguntas y después planee estudiarlas con más detalle. Esta página web tiene muchos recursos que le pueden ayudar.

Recursos:

Para encontrar respuestas a preguntas de la Biblia:

4. Estudiar temas específicos 

Usted puede adaptar su estudio de la Biblia a temas que sean importantes y de interés para usted. Esto requiere que usted utilice algún método para buscar temas de la Biblia. Algunos métodos pueden ser:

  • Busque palabras clave. Esto se puede hacer fácilmente con muchos programas de la Biblia y sitios en línea de la Biblia. También puede utilizar una concordancia, como por ejemplo la de Strong.
  • Artículos temáticos. Por ejemplo, los artículos de VidaEsperanzayVerdad.org tratan de abarcar muchas escrituras clave relacionadas con el tema del artículo.

Consejos:

  • No lea solamente los versículos resaltados cuando esté buscando palabras clave o usando una concordancia. Lea también los versículos previos o los que le siguen para entender el contexto, lo cual es muy importante para adquirir conocimiento.
  • Busque palabras relacionadas para una perspectiva más amplia del tema. Por ejemplo, si usted quiere saber qué dice la Biblia de la comunicación, tenga en cuenta estas palabras relacionadas: discurso, palabras, lengua, mentira, chisme, ánimo, etcétera.

Recursos:

¡Comience ya!

Sin importar el orden en que usted decida comenzar a leer la Biblia, lo animamos a que empiece ahora para obtener los maravillosos beneficios de leer la mente de Dios.

Para mayor información, vea los otros artículos en esta sección: “Los beneficios prácticos e invaluables del estudio de la Biblia”, que incluye todo desde “¿Por qué estudiar la Biblia?” hasta “¿Cuál es la traducción más exacta de la Biblia?