El Espíritu Santo: ¿Qué es el Espíritu Santo?

La Palabra de Dios revela muchas cosas sobre el Espíritu Santo. Sin embargo, este sigue siendo uno de los temas bíblicos menos entendidos. ¿Qué es en realidad el Espíritu Santo?

Una cosa es clara: ¡usted necesita el Espíritu Santo!

La Biblia revela que el Espíritu Santo es el poder de Dios (2 Timoteo 1:7), el cual nos guía a toda la verdad (Juan 14:17, 26) y nos permite conocer las cosas espirituales (1 Corintios 2:11, 14). Además, es la garantía (o “sello”) de que obtendremos la vida eterna por la resurrección (Efesios 1:13-14). Y que, si no lo tenemos, no somos de Dios (Romanos 8:9). En otras palabras, ¡es necesario tener el Espíritu Santo para ser un verdadero cristiano!

Pero, ¿cómo se obtiene el Espíritu Santo? ¿Cómo saber si estamos siendo guiados por él? ¿Cuál es la evidencia de que el Espíritu está trabajando en alguien?

¿Acaso el Espíritu Santo es una persona—la tercera persona de una trinidad divina? (Aquí tiene una pista: la Iglesia del primer siglo nunca enseñó que el Espíritu Santo era una persona. ¡La doctrina de la trinidad no apareció sino hasta varios siglos después!).

Si analizamos la Biblia, encontraremos que el Espíritu Santo es la naturaleza, el poder y la esencia de Dios. También es un regalo que Dios puede dar a la mente humana para que estimule e inspire su crecimiento espiritual, y haga posible que esa persona se convierta en un miembro de su familia divina.

Las Escrituras contienen mucha información importante sobre este tema. Si usted desea comprobar qué es y qué no es el Espíritu Santo según la Palabra de Dios, lo invitamos a estudiar esta sección detenidamente.

Temas