Consejos prácticos para una positiva crianza de los hijos

Tener hijos puede ser una de las experiencias más maravillosas—pero también puede ser algo frustrante. ¿Cómo podemos incrementar lo maravilloso—y rebajar la frustración?

Desde planear y prepararse para la llegada de un bebé, hasta la primera vez en que uno alza esa nueva vida tan preciosa entre sus brazos—¡es difícil describir con palabras los sentimientos que tenemos cuando comenzamos una familia!

Luego comienza el proceso de llevar a ese pequeño que depende de usted para todas sus necesidades e irle ayudando a desarrollarse para que llegue a ser independiente, con buenos modales y un miembro productivo de la sociedad. Es una labor exigente, y hay varios obstáculos a lo largo del camino.

Sin importar en qué momento esté de su carrera como padre—bien sea como padres por primera vez o abuelos experimentados—virtualmente todos sienten que perdemos mucho tiempo cuando estamos criando niños. Esta sección ha sido escrita para aquellos momentos en que una perspectiva fresca o las palabras experimentadas de padres veteranos pueden proveerle la percepción que necesita.

El mundo está cambiando rápidamente, pero las necesidades básicas de los niños, desde su infancia hasta la juventud, continúan siendo iguales. Poder satisfacer estas necesidades físicas, mentales, sociales, emocionales y espirituales, es tan importante ahora como siempre lo ha sido.

El salmista comparó los hijos con flechas en la aljaba del arquero, diciendo que “bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos” (Salmo 127:5). Lo invitamos a que explore estas experiencias y lecciones en esta sección de tal forma que su experiencia en la crianza de los hijos pueda ser más feliz—¡y menos frustrante!

Temas