El significado de las fiestas: ¿Cuál es el significado de cada una de las fiestas de Dios?

Todas las fiestas de Dios tienen un gran significado en su plan de salvación para toda la humanidad. ¿Cuál es el significado de cada una de las fiestas bíblicas?

Las fiestas anuales de Dios y sus días santos, representan su plan de salvación para la humanidad. Aunque fueron dadas al antiguo Israel (Levítico 23), Jesús y los discípulos en la Iglesia del Nuevo Testamento continuaron celebrando estos días con un significado cristiano.

Aquí está el significado de cada una de estas reuniones ordenadas y lo que cada una representa:

Pascua, celebrada con el sacrificio del cordero en el Antiguo Testamento, que señalaba hacia Cristo, quien daría su vida por nuestros pecados (1 Pedro 2:24). Al celebrar la Pascua con sus discípulos antes de su crucifixión, Jesús instituyó los símbolos del Nuevo Testamento del pan y el vino, que representaban su cuerpo quebrantado y su sangre derramada. Él ahora representa el cordero pascual. Como Pablo le dijera a la Iglesia en Corinto: “…nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Corintios 5:7).

Los Días de Panes Sin Levadura duran siete días y se celebran sacando la levadura y todos los productos leudados (que representan el pecado) fuera de nuestras casas. Al no comer levadura durante este tiempo, los cristianos recuerdan que deben sacar el pecado fuera de su vida (1 Corintios 5:6-8).

Pentecostés, que es el día 50 de un conteo que comienza con el primer día de la semana (domingo) durante los días de Panes Sin Levadura, representa el día en el que comenzó la Iglesia del Nuevo Testamento, llamada las “primicias” (Santiago 1:18; Apocalipsis 14:4)—cuando recibió el Espíritu Santo (Hechos 2). Después de entender que Jesús murió por nuestros pecados, debemos arrepentirnos de ellos para poder recibir el Espíritu Santo (Hechos 5:32). El significado de esta fiesta también nos recuerda que después de ser bautizados debemos permitirle al Espíritu de Dios que nos guíe (Romanos 8:8-9).

La Fiesta de Trompetas representa el regreso de Jesucristo a la tierra para establecer el Reino de Dios (Apocalipsis 11:15).

El Día de Expiación representa el momento en que Satanás es atado de tal forma que los seres humanos ya no serán más engañados por él y sus demonios (Apocalipsis 20:1-3). Este hecho prepara al mundo para lo que significa la fiesta que sigue.

La Fiesta de Tabernáculos, que dura siete días, representa el período de 1000 años de reinado de Cristo en la tierra. Durante este milenio, los santos van a servir como reyes y sacerdotes, colaborando con Cristo en la enseñanza del camino de vida de Dios (Apocalipsis 5:10). Durante este tiempo de paz, los humanos serán sanados de las enfermedades (Isaías 35:5-6), y la tierra será enormemente productiva (versículos 1-2). Esta festividad se seguirá celebrando durante el milenio (Zacarías 14:16).

El Último Gran Día representa otro período de tiempo después del milenio en el cual todos los humanos que hayan vivido sin el conocimiento del camino de vida de Dios serán resucitados a una vida física. El significado de esta fiesta también incluye el hecho de que estas personas serán instruidas en los caminos de Dios y recibirán la oportunidad de responder a esto (Ezequiel 37:14; Mateo 12:41-42).