Vida, Esperanza y Verdad

Armas de destrucción masiva y profecía bíblica

A medida que aumentan las preocupaciones acerca de las armas de destrucción masiva (ADM), ¿qué dice la Biblia sobre los eventos del fin del mundo en los que se podrán usar estos dispositivos?

Una de las desventajas de la ciencia y la tecnología ha sido la tendencia de la humanidad a utilizar esta información con fines destructivos. A medida que el conocimiento ha aumentado, también lo ha hecho nuestra capacidad para destruir a un mayor número de personas y causar más daño a la Tierra.

Lamentablemente, casi todas las armas nuevas y más poderosas que se han inventado ya han utilizadas. Veamos el impacto de algunas innovaciones históricas.

El arco largo inglés

En el siglo XII se inventó el arco largo inglés. Según archers.org: “el arco largo inglés, más que ninguna otra arma de su tiempo, fue responsable de grandes cambios en la naturaleza de la guerra medieval. Al hacerlo, hizo de Inglaterra la primera potencia de Europa durante los siglos XIV y XV. Los ejércitos de Inglaterra se convirtieron en las unidades más temidas de Europa, y con razón. Casi todas las batallas libradas fueron ganadas por el uso inteligente de grupos de arqueros y soldados. En muchas ocasiones, las tropas inglesas fueron superadas en número, sólo para ganar el día.

“Tal era el poder del arco Largo, que los relatos contemporáneos afirman que a corta distancia, una flecha disparada desde él podría penetrar más de 10 cms de roble seco. El caballero blindado, considerado en su momento como el leviatán del campo de batalla, podía ahora ser derribado a distancias de hasta 180 metros por una sola flecha. ¡Un relato recuerda a un caballero clavado a su caballo por una flecha que pasaba a través de ambos muslos blindados, con el caballo y la silla de montar entre ellos!

“Las pruebas modernas han verificado que esto era posible. Una flecha de 700 a 800 puntos puede perforar 9 cm de roble a corta distancia y 2,5 cm a 180 metros. Ninguna armadura hasta la placa era a prueba de una flecha a menos de 180 metros, e incluso la placa podría ser penetrada a menos de 90 metros.…

“El arquero militar inglés promedio podía disparar de 12 a 15 flechas por minuto y alcanzar un objetivo del tamaño de un hombre a un mínimo de 180 metros. El alcance máximo era de unos 400 metros con flechas de largo alcance. ¡Un arquero no se consideraría experto en su arte si no pudiera disparar 10 flechas por minuto!” (“Una breve historia del arco largo inglés”).

Pólvora

El uso de la pólvora en el combate fue otro factor que cambió el juego. Según About.com: “Durante la dinastía Tang, alrededor del año 850 d.C., un alquimista emprendedor (cuyo nombre se ha perdido en la historia) mezcló 75 partes de nitrato de potasio con 15 partes de carbón vegetal y 10 partes de azufre.

“Esta mezcla no tenía propiedades para alargar la vida, pero explotó con un destello y un estallido cuando se expuso a una llama abierta. Según un texto de esa época: ‘se producen humo y llamas, de modo que [los alquimistas] se han quemado las manos y la cara, e incluso se ha quemado toda la casa en la que trabajaban’.

“Muchos libros de historia occidental a lo largo de los años dicen que los chinos usaron este descubrimiento sólo para los fuegos artificiales, pero eso no es cierto. Las fuerzas militares de la dinastía Song ya en el año 904 d.C. utilizaron dispositivos de pólvora contra su principal enemigo, los mongoles. Estas armas incluían ‘fuego volador’ (fei huo), una flecha con un tubo ardiente de pólvora adherido al astil” (“Invención de la pólvora” por Kallie Szczepanski).

Aunque la pólvora se inventó antes del arco largo inglés, se necesitaron siglos para perfeccionarla y poder utilizarla eficazmente en los rifles.

La tecnología finalmente produjo el rifle moderno con cartuchos, la ametralladora, los tanques y los aviones que lanzaban bombas, todo esto hizo posible acabar más vidas en un período de tiempo más corto que nunca. A medida que estas innovaciones se convirtieron en armamento estándar, el arco largo y los primeros usos de la pólvora comenzaron a parecer primitivos en comparación.

Las armas de destrucción masiva modernas

La era moderna de las ADM comenzó con el uso de bombas atómicas por parte de Estados Unidos en dos ciudades japonesas en 1945. El lanzamiento de una sola bomba sobre cada una de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki causó la muerte de aproximadamente 200.000 personas. Si bien las bombas terminaron la Segunda Guerra Mundial, la ética de este tipo de bombas sigue siendo objeto de debate.

Al finalizar la guerra, la Unión Soviética adquirió tecnología nuclear y las dos superpotencias pronto participaron en una carrera armamentista llamada Guerra Fría para desarrollar misiles y bombas exponencialmente más potentes que las lanzadas sobre Japón. La bomba nuclear más poderosa jamás construida y probada fue la Tsar Bomba, una bomba de hidrógeno de 57 megatones que fue probada por la Unión Soviética el 30 de octubre del 1961.

Aunque no se han utilizado armas nucleares en la guerra desde las que se utilizaron en 1945, un número de naciones adicionales —incluyendo Rusia, el Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte— tienen o se cree que tienen esta capacidad.

Hoy en día, las armas de destrucción masiva se presentan en varias formas. Estos incluyen explosivos, químicobiológicas, radiológicas y nucleares. Todos están diseñados para causar una gran destrucción de vidas humanas y propiedades. La Federación de Científicos Americanos informó: “Más de dos décadas después del final de la Guerra Fría, el inventario mundial en conjunto de ojivas nucleares se mantiene en un nivel muy alto: aproximadamente 15.700. De éstas, se consideran operativas unas 4.200 ojivas, de las cuales unas 1.800 ojivas estadounidenses y rusas están en alerta máxima, listas para su uso con poca antelación” (“Estado de las fuerzas nucleares mundiales”).

Hoy en día, las armas de destrucción masiva se presentan en varias formas. Estos incluyen explosivos, químicobiológicas, radiológicas y nucleares. Todos están diseñados para causar una gran destrucción de vidas humanas y propiedades.

Debido al creciente peligro para el público estadounidense, en 2006 la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) estableció una Dirección de armas de destrucción masiva para vigilar las amenazas y proteger a los ciudadanos. Según el FBI: “el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva son amenazas en evolución para la seguridad nacional de Estados Unidos. El director de la inteligencia nacional ha declarado que docenas de terroristas y grupos terroristas nacionales e internacionales identificados han expresado su intención de obtener y utilizar ADM, incluidos materiales nucleares, en futuros actos de terrorismo.

“La frecuencia de los actos de terrorismo de alto nivel ha aumentado en la última década. Los indicadores de esta creciente amenaza incluyen los atentados del 11 de septiembre, las cartas de Amerithrax (ántrax) y los múltiples intentos de los terroristas en el país y en el extranjero por utilizar explosivos improvisados a partir de precursores químicos básicos. El desafío que presentan estas amenazas se ve agravado por el gran volumen de falsas amenazas que distraen y desvían a los organismos encargados de hacer cumplir la ley, de hacer frente a las amenazas reales”.

El terrorismo y la amenaza de las ADM también afectan a otras naciones. En los últimos años se han producido ataques terroristas en países europeos, y los líderes religiosos de Irán han prometido utilizar la fuerza nuclear (cuando la nación la adquiera) para destruir a Israel.

Que dice la Biblia

Jesús, al explicar a sus discípulos las señales de los tiempos del fin previos a su regreso, dijo que habría “guerras y rumores de guerras” (Mateo 24:6). Estos están destinados a aumentar en intensidad a medida que el tiempo de su segunda venida se acerca.

Oriente Medio y la ciudad de Jerusalén en particular serán un punto focal de contención. Como señala Zacarías 12:3: “Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella”.

El profeta Daniel añade: “Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él; y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo, y muchas naves; y entrará por las tierras, e inundará, y pasará. Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; más éstas escaparán de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón” (Daniel 11:40-41).

Con relación a esta actividad militar, Jesús señaló: “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; “ (Mateo 24:22). Las letales ADM hacen posible que toda la humanidad sea destruida en los tiempos del fin. Por lo tanto, parece que las naciones involucradas en esta lucha utilizarán ADM o estarán a punto de utilizarlas. Afortunadamente, Jesús también dijo: “más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (v. 22).

Antes de que la humanidad llegue al punto de la autoextinción, Jesús regresará para acabar con toda oposición a Él y establecer el Reino de Dios aquí en la Tierra. Las armas de destrucción masiva, junto con otras formas de armamento, serán destruidas o reorientadas para fines pacíficos (Miqueas 4:3).

Cristo usará una fuerza militar abrumadora

Jesús usará una fuerza abrumadora contra los ejércitos que lo atacan a su regreso. Estos ejércitos engañados de todas las naciones vendrán a Jerusalén para luchar contra Cristo en “la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 12:9; 16:14; Zacarías 14:2-3).

La Biblia dice: “Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 19:14-15).

El líder civil de Babilonia la Grande, que es llamado la bestia, y el falso profeta, engañarán a los ejércitos para que luchen contra Cristo. Pero al final serán destruidos al ser arrojados al “lago de fuego” (vv. 19-20). Y los que luchan contra Cristo serán muertos por la “espada” que sale de su boca (v. 21). Mucha sangre será derramada durante el juicio de Dios sobre las personas antes del regreso de Cristo y en esta gran batalla a su regreso (Apocalipsis 14:18-20).

El libro de Zacarías continúa con la descripción de cómo Cristo usará su poder para someter a aquellos que vendrán a Jerusalén a pelear contra Él. “Y esta será la plaga con que herirá el Eterno a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca. Y acontecerá en aquel día que habrá entre ellos gran pánico enviado por el Eterno; y trabará cada uno de la mano de su compañero, y levantará su mano contra la mano de su compañero” (Zacarías 14:12-13).

Después de eso, Jesucristo establecerá un pacífico y próspero Reino cuyos beneficios se extenderán por todo el mundo. Lea más en nuestro artículo “Las mejores noticias de la historia”.

Lo que puede hacer

Aunque se avecinan tiempos de traición y las Escrituras revelan que algunos incluso sufrirán el martirio, la mayoría de los que se arrepienten de sus pecados y entregan sus vidas a Dios pueden escapar de estos terribles eventos de los tiempos del fin. Como Jesús aconsejó: “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21, 36).

Si desea saber más acerca de las expectativas de Cristo de aquellos que serán salvos, vea los artículos en la sección “Cambio” de este sitio web. Dios no se complace en la muerte de los malvados (Ezequiel 18:32; 33:11) y desea que toda la gente se arrepienta para que puedan ser salvos (Lucas 13:3, 5; 1 Timoteo 2:4). Dé los pasos que mejorarán su vida ahora y en el futuro (1 Timoteo 4:8).

Si podemos ser de ayuda, por favor contáctenos. Tenemos ministros preparados que estarán encantados de responder a sus preguntas.

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.