Vida, Esperanza y Verdad

¿Cuándo se va a acabar el mundo?

Jesús les dijo a sus discípulos que Él estaría con ellos hasta “el fin del mundo” (Mateo 28:20). Él no dio una fecha exacta “para el fin del mundo”, pero si dio unas señales proféticas a las que debemos estar atentos para estar preparados. ¿Está cerca el fin del mundo?

Existen muchas ideas acerca de cuándo se va a acabar el mundo y de lo que significa el fin del mundo y los tiempos del fin.

Pero no son sólo personas locas o religiosas las que hablan acerca del fin del mundo. Científicos y políticos también lo han estado haciendo. Se pueden leer titulares cómo: “Así es cómo Stephen Hawking predijo que el mundo se acabaría” y “¿Cómo se va a acabar el mundo? Expertos revelan las nueve formas más probables en que los seres humanos serán eliminados”.

El prestigioso Boletín de científicos atómicos revela anualmente su Reloj del Juicio Final. Mientras escribo este artículo, está a dos minutos de la medianoche, lo más cercano que ha estado a lo largo de la era atómica.

Amenazas existenciales y el fin del mundo

En realidad, la supervivencia humana y el mundo como lo conocemos, están bajo amenaza. Personas enardecidas e incluso desesperadas están tratando de reversar cualquier peligro para nuestra existencia que ellos consideren pertinente. Pero hay poco acuerdo y muy poca acción. Los peligros son cada vez más grandes y la mayoría de las personas tratan de apartar esos pensamientos de su mente.

Pero, ¿existe una fuente que pueda dar respuestas definitivas acerca de lo que va a ocurrir y cuándo? ¿Existe una solución real que pueda prevenir la extinción de la raza humana?

¿Por qué no tener en cuenta la fuente que muy probablemente nos enseñó el término fin del mundo y ver lo que dice al respecto?

Fin del mundo significa fin de la era

Jesús les advirtió a sus discípulos que la estructura más impresionante de su nación y religión iba a ser destruida completamente (Mateo 24:2). Es normal que ellos quedaran preocupados y quisieran saber cuándo iba a suceder esto. Ellos asociaron su predicción de la destrucción del templo con otras predicciones que indican que Él iba a regresar en los tiempos del fin. Entonces se le acercaron.

“Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (v. 3).

La palabra griega que se utiliza aquí es aion y significa una era—específicamente, la época del mal gobierno del ser humano que va a terminar cuando Jesucristo regrese.

El diccionario expositor de palabras del Nuevo Testamento de Vine dice acerca de aion: “Una edad… un período marcado por características espirituales o morales”.

Entonces los discípulos estaban preguntando acerca del tiempo en el que Jesús iba a regresar para terminar con la era humana de destrucción y comenzar a gobernar el Reino de Dios en la Ttierra.Entonces los discípulos estaban preguntando acerca del tiempo en el que Jesús iba a regresar para terminar con la era humana de destrucción y comenzar a gobernar el Reino de Dios en la Ttierra.

¿Cuáles son las señales de los tiempos del fin?

En Mateo 24 Jesús dio muchas señales que sucederían antes de su regreso, incluyendo su promesa de que las buenas noticias acerca del Reino de Dios serían predicadas al mundo entero —un mundo inmerso en malas noticias.

Jesús dijo: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (v. 14).

Las buenas noticias son, que a pesar de que el regreso de Jesús será en medio de una época de “gran tribulación” sin precedentes, en donde la humanidad va a estar al borde de la autodestrucción, Él va a regresar y va a salvar a la humanidad (vv. 21-22).

Si usted desea aprender más acerca de las buenas noticias, lo invitamos a leer nuestro artículo “El fin del mundo —¡por qué es buenas noticias!”.

Las señales que Jesús nos dio incluyen el engaño religioso, guerras y rumores de guerras, hambrunas, enfermedades y mucho más. Lo invitamos a que estudie más acerca de las señales del regreso de Jesucristo, con nuestros artículos “Distinguir las señales de los tiempos”, “La profecía del Monte de los Olivos”, “¿Cuándo regresará Jesucristo?” y “¿Dónde estamos según la profecía?”.

Si examinamos todas las señales que Jesús dio podemos saber que estamos muy cerca del fin, pero Jesús dice que nadie sabe ni el día ni la hora (v. 36).

¿Qué es lo que Jesús quiere que nosotros hagamos hasta los tiempos del fin?

¿Qué dijo Jesús que deberíamos hacer? Al final del relato de Lucas de la profecía del Monte de los Olivos, Jesús advirtió:

“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre [Jesucristo]” (Lucas 24:34-36).

Jesús comparó los tiempos del fin con los días de Noé, cuando la mayoría de las personas ignoraron las advertencias de Noé y no se prepararon para el diluvio. Lo invitamos a estudiar más acerca de este tema y de lo que debemos hacer, en nuestros artículos “El regreso de Jesucristo: como en los días de Noé” y “Cinco tendencias proféticas que debemos observar”.

Parábola de la cizaña y los tiempos del fin

La parábola del trigo y la cizaña (hierbas) habla acerca de cómo Dios siembra su verdad en este mundo y prepara a las personas para su Reino, mientras que Satanás siembra mentiras y hace que las personas que pretenden seguir a Dios lo sigan a él.

“El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles” (Mateo 13:39; también puede leer los versículos 40 y 49).

Entonces los discípulos estaban preguntando acerca del tiempo en el que Jesús iba a regresar para terminar con la era humana de destrucción y comenzar a gobernar el Reino de Dios en la Ttierra.Esto también puede servir cómo una advertencia seria para los cristianos, para que no se engañen a sí mismos pensando que están bien sólo con el hecho de asistir a la iglesia o considerarse cristianos. Satanás es el maestro del engaño. Para estar realmente preparados para el regreso de Cristo, tenemos que estar seguros de que estamos viviendo cómo Él vivió y lo estamos agradando en todo lo que hacemos.

Si analizamos otras escrituras que nos dan más información acerca del tiempo del juicio de Dios, parece ser que estas escrituras hablan acerca de un juicio que tiene lugar en algún momento después del regreso de Jesús. Si usted desea estudiar más acerca de los diferentes momentos de juicio, lo invitamos a leer nuestro artículo “El juicio de Dios: en qué consiste realmente”.

Las palabras de consuelo de Jesucristo acerca del fin del mundo

Jesús les encomendó a sus seguidores una labor que deberían llevar a cabo antes de su regreso, conocida como la Gran Comisión, y también les dio ánimo.

Jesús les dijo que fueran a enseñar a todas las naciones, bautizando y “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:20).

Esta misión permite que su Iglesia se entrene para hacer su labor y aprenda a cuidar a las personas que Él está llamando en este momento. Jesús prometió que nos iba a acompañar en este esfuerzo hasta el final. Él nunca nos va a abandonar. Su ayuda —y su Reino— son una realidad.

¿Un mundo eterno?

Es interesante pensar que, aunque la Biblia habla acerca del final del mundo, también habla acerca de un “mundo sin final”:

  • “Israel será salvo en el Eterno con salvación eterna; no os avergonzaréis ni os afrentaréis, por todos los siglos” (Isaías 45:17).
  • “A él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén” (Efesios 3:21).

El plan de Dios no se trata sólo de un final. De hecho, el final de esta era llena de maldad marca el comienzo de algo mucho mejor. El Reino de Dios es un reino de gozo y de paz eterno.

Usted necesita entender y prepararse para este maravilloso mundo del futuro. Lo invitamos a descargar y estudiar nuestro folleto gratuito “El Misterio del Reino”.

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir