Vida, Esperanza y Verdad

De la edición Septiembre/Octubre 2020 de la revista Discernir

Parte 7: cómo evitar la confusión acerca de la segunda venida de Cristo

La Biblia dice que Jesucristo regresará. Pero en el mundo existe mucha confusión acerca de la naturaleza de este evento. Cristo mismo predijo que la habría, pero también nos dijo todo lo que necesitamos saber acerca de su segunda venida.

La segunda venida de Cristo ha sido interpretada de muchas maneras. Si bien la enseñanza bíblica es clara, aún hay mucha confusión acerca de cómo será este evento.

En el mundo existen diversas interpretaciones y enseñanzas al respecto, algunas radicalmente opuestas entre sí. Veamos sólo algunas de ellas:

  • Muchas personas, en diferentes épocas y lugares, han asegurado ser Jesucristo en su segunda venida (más detalles abajo).
  • Algunos creen que el regreso de Jesús será espiritual y alegórico, no literal.
  • En el mundo evangélico, muchos creen que Cristo regresará dos veces: primero temporalmente para “raptar” a los cristianos, y luego para destruir al Anticristo y juzgar al mundo.
  • Algunos piensan que el regreso de Jesucristo durará poco tiempo, que vendrá para juzgar y luego se irá al cielo con los santos.
  • Una iglesia asegura que Jesús regresó en el siglo XX y que en el futuro vendrá otra vez de forma imperceptible.
  • Otra organización religiosa enseña que Cristo regresará como un hombre de carne y hueso a una propiedad que tiene en el medio oeste de los Estados Unidos.
  • A través de la historia, y aun en la actualidad, muchos han dado fechas específicas del regreso de Cristo. Es natural tener el deseo de saber cuándo Jesús regresará, pero todas las predicciones pasadas han demostrado ser equivocadas. Algunos aprendieron la lección y dejaron de predecir fechas, pero otros siguen moviendo la fecha hacia el futuro y a menudo justifican sus predicciones fallidas como errores de cálculo.

La lista podría continuar, pero el punto es que existe una gran variedad de ideas acerca de la segunda venida de Jesús. Algunas enseñanzas incluso se contradicen directamente. Pero esto no debería sorprendernos. En su profecía del Monte de los Olivos, Cristo mismo predijo que habría confusión.

“Falsos cristos” en el tiempo del fin

Tras mencionar el inicio de la “gran tribulación” (Mateo 24:21), Cristo describió cómo sería su segunda venida, comenzando con una advertencia: “Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.  Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (vv. 23-24).

Jesús ya había hablado del engaño religioso en general (estudiamos estas advertencias en la parte 2 de esta serie), pero el enfoque de esta nueva profecía es diferente. En el tiempo del fin, nos advierte, surgirían tanto “falsos profetas” como “falsos cristos”.

“Falsos profetas” se refiere a líderes religiosos que predicarían falsas doctrinas. Los “falsos cristos”, por otro lado, son personas que se autoproclamarían figuras mesiánicas enviadas por Dios o, en algunos casos, se harían pasar por Jesucristo mismo. Tal vez pensemos que cualquiera con tales ideas sería fácil de identificar como un loco fanático con muy pocos seguidores. Pero Cristo no sólo estaba advirtiendo acerca de estos extremistas con pocos adeptos; su descripción de los falsos cristos incluye a personas que “harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán” (v. 24).

“Señales y prodigios”

Si alguien con túnica y pelo largo se nos acercara diciendo ser Jesucristo, difícilmente nos engañaría. Pero Jesús dijo que los “falsos cristos” del tiempo del fin serán mucho más peligrosos porque algunos incluso harán milagros. Y no estamos hablando de trucos de magia, sino de verdaderos prodigios fabricados por el mismo Satanás.

Las Escrituras muestran que los demonios tienen la capacidad de manipular las leyes naturales para hacer parecer que algunas personas tienen poderes milagrosos. En el libro de Éxodo, por ejemplo, leemos acerca de un interesante encuentro entre Aarón y los magos de Faraón. Luego de que Dios transformara milagrosamente la vara de Aarón en una serpiente, “hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos” (Éxodo 7:11-12).

También en el Nuevo Testamento leemos acerca de un falso maestro llamado Simón, que en parte consiguió adeptos debido a su capacidad de hacer milagros (Hechos 8:11). Simón convenció a muchos de que sus milagros provenían de Dios (v. 10). Pero Dios no estaba detrás de ninguna de estas señales. La realidad es que fueron hechas por el poder de Satanás.

Una persona puede hacer milagros sin representar en lo más mínimo al Dios verdadero.El punto es el siguiente: una persona puede hacer milagros sin representar en lo más mínimo al Dios verdadero.

Y en el tiempo del fin, los milagros de los falsos cristos serán tan impresionantemente engañosos que incluso los elegidos —el pueblo de Dios— podrían caer en la trampa. Las “señales y [los] prodigios” apelan a las emociones. Pueden usarse milagros para validar un mensaje; pero Dios nos advierte que debemos rechazar cualquier cosa que se oponga a su ley y a la verdad de la Biblia (Isaías 8:20; 2 Tesalonicenses 2:9-10).

Cuando permitimos que nuestras emociones se exalten al punto de que la verdad pasa a segundo plano, corremos grave peligro y nos convertimos en presa fácil del engaño. Esto es lo que sucederá en el tiempo del fin. Las personas se dejarán llevar por “señales y prodigios” emocionantes y, sin darse cuenta, acabarán siguiendo a maestros falsos y las fuerzas oscuras que los respaldan.

No sea una de esas personas.

Tras su advertencia acerca de estos “falsos cristos” con poderes milagrosos, Cristo continuó: “Ya os lo he dicho antes.  Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis” (Mateo 24:25-26, énfasis añadido).

Cristo describe a personas que no sólo afirmarán tener su autoridad, sino también su identidad. Los pocos que hacen esto hoy en día no tienen muchos seguidores. Pero a medida que el tiempo del fin se acerque, habrá cada vez más falsos cristos, sus engaños serán más persuasivos y sus adeptos se incrementarán.

Repitiendo las palabras de Jesús: “¡no lo creáis!”.

¿Cómo será el regreso de Jesucristo?

Entonces, ¿cómo seremos capaces de diferenciar a un “falso cristo” del Cristo verdadero?

La prueba de fuego se encuentra en el capítulo siguiente: “como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre” (v. 27).

El verdadero regreso de Jesús será inconfundible e imposible de ignorar o imitar. Cristo comparó su segunda venida con la luz de un relámpago en el cielo: así como un relámpago ilumina el cielo entero, es inmensamente poderoso y no se puede imitar, su regreso será desde el cielo, una grandiosa demostración de poder sobrenatural, y producirá una imagen y un sonido que ninguna fuerza humana sería capaz de generar.

Unos versículos más adelante, Jesús continúa explicando: “y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (v. 30).

“Con poder y gran gloria”, es así como Cristo regresará. No habrá nada secreto al respecto. Pero ¿a quiénes se refiere Jesús cuando dice: “y verán al Hijo del Hombre”?

“Todo ojo le verá”

La respuesta está en Apocalipsis 1:7: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá”.

Todo ojo.

Es difícil imaginar cómo alguien podría descender desde las nubes y ser visto por cada habitante del planeta. Pero eso es justo lo que Cristo hará.

Esto no significa que todos inmediatamente sabrán quién es Cristo. Jesús no se verá para nada como la imagen que el mundo tiene de Él. Pero todos escucharán un potente sonido de trompeta y verán a un ser espiritual inmensamente poderoso que irradia energía, proyecta luz, tiene ojos como llama de fuego, monta un caballo blanco y lleva una espada para luchar (Apocalipsis 1:14-15; 19:12).

No se deje confundir por ningún impostor humano, ni nadie que describa la segunda venida de Cristo como algo diferente al impactante espectáculo detallado en la Biblia. Cuando Jesús regrese, usted lo sabrá. No tendrá una pizca de duda al respecto.

Para más detalles acerca de la segunda venida de Cristo, lea nuestros artículos en la sección “¿Por qué, cuándo y a qué lugar regresará Cristo a la Tierra?”.

Recuadro: Ocho señales inconfundibles del regreso de Cristo

Éstas son ocho cosas que Cristo hará cuando regrese. Cualquiera que no cumpla con todos estos requisitos, no es Jesucristo en su segunda venida:

  1. Cristo descenderá desde las nubes en forma visible (Mateo 24:30).
  2. Cuando Cristo regrese, será visto por todo el mundo (Apocalipsis 1:7).
  3. El regreso de Cristo será anunciado por el sonido de una trompeta (Mateo 24:31; 1 Tesalonicenses 4:16).
  4. Cristo regresará como un poderoso ser espiritual, no un hombre de carne y hueso (Apocalipsis 1:14-15; 19:12).
  5. Cuando Cristo regrese, peleará contra ejércitos que intentarán oponerse a Él, y los vencerá fácilmente (Zacarías 14:3-4; Apocalipsis 19:17-21).
  6. Cristo reunirá a sus fieles, tanto los que sigan con vida como los que hayan muerto (1 Corintios 15:51-52; 1 Tesalonicenses 4:16-17).
  7. Cristo descenderá al Monte de los Olivos en Jerusalén y lo partirá en dos (Zacarías 14:4).
  8. Cristo permanecerá en la Tierra y gobernará a las naciones (Miqueas 4:1-2; Apocalipsis 12:5).

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir