Cinco tendencias proféticas que debemos observar

¿Por qué tenemos esta sección de Visión del mundo en Discernir? ¿Qué es lo que nos dice la Biblia que debemos observar?

[de la edición Mayo/Junio de Discernir.]

Jesucristo fue muy claro. Después de contestar las preguntas de sus discípulos acerca del fin de esta era perversa y las señales de su regreso, Jesús dijo: “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).

El contexto en esta profecía deja en claro que debemos velar y orar porque no sabemos el día o la hora en la que Cristo va a regresar, y no debemos permitir que ésta llegue “inesperadamente” (v. 34). No debemos deslizarnos en las trampas y tentaciones de la época del tiempo del fin, tales como “glotonería, embriaguez y de los afanes de esta vida” que harán que no estemos preparados para encontrarnos con nuestro Salvador y Rey (vv. 34-35).

Debemos mirar nuestra propia condición espiritual. Debemos estar en la obra que Dios le ha dado a su Iglesia, de confrontar a las personas para que alineen su vida con los estándares de Dios (arrepentimiento) y anunciar las buenas nuevas del pronto venidero Reino de Dios (Marcos 1:14-15; Mateo 24:14).

Pero el contexto también incluye muchas señales que Jesús dio. Eventos importantes y tendencias enumeradas que Él quiere que observemos.

¿Cuáles son algunas de estas tendencias proféticas claves que debemos estar observando? Son tantas las cosas que están pasando en el mundo que algunas veces con sólo mirar las noticias nos puede parecer una cacofonía negativa de eventos no relacionados. ¿Cuáles son las cosas más importantes que debemos observar?

Debemos analizar lo que amenaza la existencia humana

Jesucristo nos advirtió: “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24:21-22).

Jesús profetizó que la humanidad llegaría al borde de su autodestrucción. Esto no era posible hasta que los armamentos de destrucción masiva fueron inventados y almacenados. Ahora las naciones (y tal vez pronto los grupos terroristas) tienen la capacidad de borrar a sus enemigos, pero tal vez no antes de que ellos tomen represalias que desencadenen una destrucción sin freno. Esto hace que surja el fantasma de la destrucción masiva —y el potencial de la aniquilación total de la vida humana.

Pero Jesús terminó su declaración con las buenas noticias de que debido al remanente fiel de los cristianos elegidos que le sirven a Él y predican el evangelio del Reino de Dios, Él mismo va a regresar para salvar a la humanidad de sí misma.

Al mismo tiempo, debemos observar lo que amenaza la existencia humana y orar diariamente para que venga el Reino de Dios (Mateo 6:10).

Estar pendientes del Medio Oriente

El enfoque de la profecía bíblica del tiempo del fin está en el Medio Oriente, y especialmente en Jerusalén.

Jesús dijo: “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado” (Lucas 21:20). Esto ha pasado anteriormente en la historia, pero la última vez ocurrirá justo antes de que Jesucristo regrese al Monte de los Olivos, y derrote a los ejércitos de la Tierra que luchan contra Él (Zacarías 14:1-4; Apocalipsis 16:14-16; 19:19-21).

Pero hay muchas cosas profetizadas que ocurrirán en el Medio Oriente, que culminarán en ese momento. Daniel nos habla del rey del sur de los tiempos del fin que va a atacar al rey de norte, lo cual provocará una invasión relámpago (Daniel 11:40-43). La Biblia también profetiza la abominación desoladora, Armagedón y otros sucesos importantes del tiempo del fin. ¿Cómo se van a desarrollar estos acontecimientos? La volátil situación en el medio oriente no está muy clara en estos momentos y por eso es necesario que sigamos atentos a lo que está sucediendo. .

Lea más acerca de las profecías del Medio Oriente en VidaEsperanzayVerdad.org, en la sección de “Medio Oriente en la profecía bíblica”.

Observar Europa

Arriba mencionamos al poderoso rey del Norte, también conocido en la Biblia como la bestia. Vea nuestro artículo acerca del rey del norte, para enterarse cómo este antiguo imperio fue absorbido por el Imperio Romano y cómo este imperio ha pasado por varias resurrecciones a través de los siglos.

Está profetizada una restauración final para el tiempo del fin, centrada en Europa y conectada íntimamente con un poderoso líder religioso. Lea más acerca de esto en el artículo ¿Qué representa Babilonia?, y otros artículos relacionados.

La profecía Bíblica nos ha sido dada por varios propósitos, pero uno de los principales es mostrarnos la causa de lo malo que sucede en la tierra… Dios quiere que escuchemos la advertencia y cambiemos, ¡Para arrepentirnos!. Estas importantes profecías también hacen necesario que velemos, a medida que Europa continúa unificándose y el papel de la Iglesia Romana evoluciona.

Analizar las tendencias morales

La profecía bíblica fue dada por varios propósitos, pero una de las razones principales es para mostrarnos la causa de los males que ocurren en la Tierra. El pecado —desobediencia a las leyes de Dios— es la causa de gran parte del mal y el sufrimiento que la humanidad enfrenta. Levítico 26 y Deuteronomio 28 enuncian las terribles consecuencias del pecado, así como las bendiciones de la obediencia. Dios quiere que hagamos caso de la advertencia y que nos arrepintamos.

O sea, que a medida que vemos el declive en los valores morales en el mundo a nuestro alrededor, debemos darnos cuenta de lo que pasa y ser parte de los “que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen” (Ezequiel 9:4). Jesús dijo que no debíamos permitir que la maldad a nuestro alrededor haga que nuestro amor se enfríe (Mateo 24:12-13).

Estamos atentos especialmente a las tendencias morales en las naciones que tienen fuertes tradiciones bíblicas y que han recibido las bendiciones de Abraham. Lea más acerca de esto en la sección de “Las 12 tribus de Israel”, en el sitio de VidaEsperanzayVerdad.org.

Estar atentos a la cabalgata de los cuatro jinetes del Apocalipsis

Jesús enumeró el engaño religioso, guerras, hambres y epidemias como el “comienzo de dolores”, o dolores del alumbramiento que van a llevar al nacimiento de un nuevo mundo de paz (Mateo 24:5-8). Un análisis cuidadoso de los cuatro jinetes del Apocalipsis, nos muestra que los misteriosos caballos que Juan vio, representan esas mismas cuatro tendencias (Apocalipsis 6:1-8).

Debemos esforzarnos por estar muy atentos a estas tendencias que se intensificarán en los tiempos del fin.

Velar y prepararnos

Hay muchas más profecías que deberíamos tener en cuenta, pero estas cinco representan tendencias fundamentales de las que debemos estar apercibidos.

Lo más importante es observarnos a nosotros mismos. ¿Estamos viviendo una vida justa anticipándonos al regreso de Cristo? Las parábolas de Cristo que siguen a continuación de la profecía del monte de los Olivos en Mateo 25, ilustran que Él vendrá con juicio. Algunos estarán preparados y otros no.

Descargue nuestro folleto: ¡Cambie su vida!, y estudie el plan de acción bíblico para el arrepentimiento y todo el proceso de conversión. Este folleto lo puede ayudar a analizarse a usted mismo y estar preparado para su regreso.